Diego Guebel

Cuatro cabezas
(0)
1 de junio de 2001  

Cuatro cabezas

La historia es más o menos conocida. En 1988, Mario Pergolini trabajaba en radio y tenía cada vez más fans (Rock & Pop no tenía audiencia: tenía fans). Un amigo le propuso a Pergolini hacer un programa de televisión y ése fue el inicio de todo. El primer programa que condujo Pergolini fue de videoclips; se llamaba Videolínea y salía por cable. El amigo de Pergolini se llamaba Diego Guebel, estudiaba sociología y le interesaban los medios. Hoy, trece años después, Videolínea no existe más y a Guebel le falta un año y medio para recibirse de sociólogo. Pero es dueño del 50 por ciento de la empresa Cuatro Cabezas. El dueño del otro 50 por ciento es Mario Pergolini.

La tevé ataca compitió y perdió contra Tinelli. Y, tras el fracaso de Turno tarde (la apuesta siguiente), tuvieron que empezar de nuevo. Cuando surgió Caiga Quien Caiga nació Cuatro Cabezas.

Y entonces sí.

Cuatro Cabezas creó una docena de programas; cuatro de ésos están hoy en el aire (en la Argentina): El rayo, Punto Doc/2, El bar tv y Zapping Zone. También produce documentales para el canal Infinito (Menem Junior; Colonia Dignidad; etcétera) y para el Disney Channel. Cuenta con una sucursal en España que colocó cqc, El rayo y Trip en la tevé de allá, y El bar en la de Portugal (en sociedad con Ideas del Sur, la empresa de Marcelo Tinelli). Y cqc se emite en Italia y Francia, y arranca en setiembre en Israel. Además, de Cuatro Cabezas depende 4k Byte (el sitio principal es datafull.com); la productora de cine 4k Films, que invirtió en Plata quemada y en La ciénaga; la productora de publicidad La 4 Films (Coca-Cola, Telecom, Parmalat, etcétera); la radio x4 (en el 106.7, de Buenos Aires); el sello discográfico Quatro k-Records... Guebel dice lo suyo casi sin necesidad de preguntas, sereno pero firme:

"Hacemos cosas que nos gustan o que nos representan de algún modo. Y, en publicidad, se trata de adaptar un modo de laburo para dar un servicio. No decimos: «Vamos a hacer ciertas cosas con gustillo a progre». Siempre me dio gracia cuando hablaban de televisión transgresora. ¡Dios mío! Es televisión superclásica: audio y video."

"Podés hacer siete programas en lugar de cuatro, pero no creo que puedas hacer veintidós. Ningún canal dejaría crecer tanto a una productora. Podés crecer en publicidad, en Internet, pero el crecimiento de la empresa se tiene que dar hacia afuera, en otros mercados. Algún día lograremos poner cqc en la televisión norteamericana. Ese es el sueño."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios