Florencia Bertotti se destaca en "Floricienta"

(0)
24 de marzo de 2004  

"Floricienta", telenovela infantil protagonizada por Florencia Bertotti y Juan Gil Navarro. Elenco: Benjamín Rojas, Zulma Faiad, Henny Trailes, Alberto Anchart, Graciela Stefani e Isabel Macedo, entre otros. Idea: Cris Morena. Autora: Patricia Maldonado. Libro: Gabriela Fiore y Solanda Keoleyan. Coreografía: Marisa Divito. Escenografía: Laura Russo. Asesora de vestuario e imagen: Susana Pérez Amigo. Ambientación: Verónica Romero. Dirección: Martín Mariani. Producción y dirección general: Cris Morena. Lunes a viernes, a las 18, por Canal 13.

Nuestra opinión: muy bueno

Florencia Bertotti no es simplemente Flor, la huérfana soñadora y buena persona, aspirante a cantante perdidamente enamorada de un chico de la alta sociedad. Florencia Bertotti es "Floricienta". Ella lo es casi todo en esta telenovela infantil producida por Cris Morena. Y aquí es justo reconocer en la creadora de "Chiquititas" el acierto de haber elegido, esta vez, como protagonista de su programa a alguien que merece ese lugar a fuerza de talento.

Bertotti es muy buena actriz y una gran comediante. Es, además, graciosa, dulce, divertida y, encima, ahora se viene a descubrir que puede cantar y bailar. Pero con una sola persona no basta. Cris Morena ha dado en el blanco también en la elección del elenco que acompaña y justifica la historia. Fuera del caso de Zulma Faiad -cuyo backround actoral no es suficiente para interpretar a una tía Titina un poco desmesurada pero fuerte y protectora- el resto del casting es de lujo. Juan Gil Navarro está en su punto justo como Federico, el hermano mayor y por lo tanto a cargo de los adinerados -y huérfanos- pequeños Fritzenwalden. Isabel Macedo es ideal como su novia frívola e interesada. Henny Trailes acierta totalmente como la institutriz alemana tan chapada a la antigua pero de tan buen corazón y cuyo mal manejo del idioma termina revelando algo más sobre los otros (a la "señora Malala" le dice, sin querer, "señora Mala Mala"). Graciela Stefani no podía estar mejor como la citada Malala, la interesada y malvada madrina de Federico y ladina aspirante a suegra que se ve impedida de hacer uso de su propia fortuna, ya que su marido, recientemente fallecido, vía testamento ha dejado la expresa orden de que nadie podrá disponer de su dinero hasta que el 50 por ciento de sus bienes le sea entregado a su hija no reconocida que, claro está, terminará siendo Flor.

"Floricienta" es un cuento de hadas moderno donde la Cenicienta es Flor, el príncipe es Federico y Malala, una suerte de madrastra con dos hijas que hará todo lo posible para sacar a la heroína de sus vidas. Para dar esta sensación de hadas y cuento, "Floricienta" no sólo parte inteligentemente de la conocida historia gracias a la eficaz tarea autoral de Patricia Maldonado, sino que también, como en todo producto de Cris Morena, se asienta sobre una cuidadosa ambientación que apunta directo al corazón de los niños (tal vez especialmente de las niñas): polleras de tul, colores intensos, libros de ensueño, cada detalle de escenografía y vestuario está puesto en función de la creación de un lugar que sea la fantasía de cualquier niño. Al arte "en piso" se suma también el aprovechamiento al máximo de todos los recursos de posproducción que da la televisión, evidenciado en una edición con diversos "cambios de página" , pantalla dividida, cámara rápida, que aceleran el ritmo del cuento y a la vez hacen que el producto carezca de incumplibles pretensiones cinematográficas.

Por último, y para tranquilidad de los mayores, "Floricienta" nada tiene que ver con el melodrama adolescente y polémico "Rebelde Way". Lejos de esa telenovela, este programa es totalmente naïf y no comete mayor pecado que el de cualquier folletín clásico -sea de Disney o de Charles Dickens- donde la orfandad es prácticamente un sine qua non, donde los malos son muy malos pero nunca nadie sale herido, y donde, al final, el bien siempre triunfa.

10,5 puntos

  • Anteayer sólo perdió contra "Yo soy Betty, la fea 2", de Telefé
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios