Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: El camino de la paz. No más muertes. Pasado y presente. Hegemonía. Escándalo. El Calafate. Embajada de Israel. Timerman. Agradecimiento.
(0)
26 de marzo de 2004  

El camino de la paz

Señor Director:

"Soy el hijo del coronel Larrabure, muerto brutalmente después de 372 días de cautiverio, en los cuales fue torturado para finalmente aparecer su cadáver con 48 kilos menos y las marcas dejadas por sus secuestradores: el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

"El objeto de mi carta es expresar mi sentimiento. Las heridas de toda aquella época terrible de nuestra Argentina, donde unos y otros hemos sufrido, deben definitivamente cerrarse y creo que para que esto suceda no debemos estar diariamente alentando el recuerdo, tan doloroso por cierto.

"Debemos mirar hacia adelante, perdonar y olvidar.

"En memoria de mi querido padre, ejemplo que guía mi vida, recordaré tan sólo unas palabras que me escribió desde su cautiverio: "Aún suceda lo peor, no deben odiar a nadie, deben perdonar y poner la otra mejilla".

"Creo que desde el perdón se puede construir un país grande como el que todos anhelamos.

"Perdonemos, pues, de una buena vez. Pido a Dios que guíe a nuestros dirigentes por el verdadero camino de la paz y a la unidad nacional, por el bien de las generaciones futuras."

No más muertes

Señor Director:

"Me parece bien recordar nuestras víctimas de la subversión y de la represión ilegal que lamentablemente se produjeron en nuestro país entre los años 70 y 80.

"Pero creo que la mejor manera de honrarlos es si demostramos haber aprendido la lección.

"En la Argentina de hoy, cientos de familias están siendo víctimas de robos violentos, secuestros y asesinatos causando, en muchos casos, daños irreparables.

"Es deber de las instituciones encarar acciones concretas para terminar con este flagelo y evitar que siga habiendo más muertes.

"Será la mejor manera de mostrar que la experiencia del pasado no ha caído en vano.

"Y es nuestra obligación como ciudadanos, si queremos vivir en un país en serio, exigir que esto ocurra."

Pasado y presente

Señor Director:

"El señor Presidente inauguró el Museo (parcial) de la Memoria.

"¿No sería más útil acaso que en lugar de ocuparse en forma sesgada de las violaciones de derechos humanos, ocurridas hace 28 años, se ocupe de las violaciones de derechos humanos que ocurren hoy en su gobierno y al lado de su casa? ¿No sería más útil que intente evitar los secuestros y asesinatos al que son expuestos diariamente nuestros hijos?

"Yo creo que sí, porque si lo hubiera hecho, el señor Blumberg no habría enterrado a su único hijo, Alex, solo, sin que organizaciones de derechos humanos estuvieran presentes.

"Si el Presidente no puede solucionar los problemas del presente, ¿no parece un poco vano el ejercicio de atacar al pasado mientras nos vamos quedando sin futuro?"

Hegemonía

Señor Director:

"La Argentina vive hoy una de las experiencias políticas más hegemónicas y avasallantes de las instituciones republicanas, en toda su historia.

"Un claro ejemplo de ello es lo que refleja la reciente investigación, publicada valientemente por LA NACION, sobre los decretos de necesidad y urgencia que este gobierno ha dictado durante su gestión, lo que constituye un verdadero récord con respecto a administraciones anteriores, y un despropósito si lo comparamos con más de cien años de vida institucional.

"El único líder político que ha levantado su voz con respecto a este tema fue Ricardo López Murphy, quien, en un reciente debate con el ministro del Interior, dejó bien claro quién defendía a la república y quién a la hegemonía.

"Si bien la herramienta en cuestión está contemplada en el engendro constitucional reeleccionista (producto del Pacto de Olivos) de 1994, es claro tal cual se desprende de la norma, que es para ser utilizada sólo en situaciones excepcionales y no cuando sea políticamente conveniente para el Presidente.

"Si a esto le agregamos la inacción en la que se encuentra el Congreso, lo cual es alentado por el Poder Ejecutivo, nos demuestra claramente la voluntad hegemónica de un gobierno que no solamente avanza sobre el Poder Judicial, sino que, además, prácticamente suprime al Poder Legislativo, donde se encuentran para legislar los auténticos representantes del pueblo.

"Todos los ciudadanos republicanos, a lo largo y a lo ancho del país, deberían levantarse y, a través de cartas de lectores, invadir las redacciones de los diarios para generar así un clima de debate que permita a los dirigentes opositores tomar la bandera de la defensa institucional, y dar la batalla en haras del futuro de la República.

"Felicito a LA NACION por su investigación, lo que constituye un verdadero alivio en medio de tanta vorágine hegemónica, sustentada, lamentablemente, por la más grande alianza entre el poder político y el poder mediático que hayamos visto jamás."

Escándalo

Señor Director:

"Está claro que la película "La Pasión de Cristo", lejos de ser antisemita, es notablemente pro-judía.

"Los dos protagonistas más importantes, más heroicos, más destacados, más valorados a lo largo de todo el film son dos judíos, de raza hebrea: Jesús y su madre, María. La intención de Mel Gibson es evidente: exaltar la figura de esas dos personas judías. No entiendo, entonces, de dónde viene tanto escándalo."

El Calafate

Señor Director:

"Estupor, vergüenza ajena, impotencia, indignación y, finalmente, pena, son sólo algunos de los sentimientos que despertó en mí la lectura de la nota publicada en la página 24 de la edición del 21/3 referida a la creciente actividad turística de El Calafate y, en especial, del reportaje realizado al intendente de esa localidad.

"El asombro que provoca en los viajeros los bellísimos paisajes de esa región del país que es sólo comparable con el anacronismo y la obsecuencia que el intendente de El Calafate destila en sus lamentables declaraciones.

"La tolerancia y el respeto entre los habitantes de las diferentes regiones de nuestro país es condición insoslayable para construir "un país en serio".

"El chauvinismo del intendente de El Calafate aflora en sus despectivas expresiones respecto de los "cajetillas" de Buenos Aires. Y, de paso, toma él las ideas que caracterizarían a los "cajetillas": desprecio por el humilde y por lo nacional ("Nosotros sólo trabajamos con extranjeros", dice muy orgulloso).

"Desconocer que millones de estudiantes de toda condición social vacacionaron en Bariloche, caracterizándolo como un gueto de ricos, revela un profundo desconocimiento de la realidad y constituye un claro ejemplo de un mal nacional: la mediocridad, que lleva a muchos a hacer de la destrucción de lo ajeno la construcción de lo propio.

"Las declaraciones que señalan que no tiene miedo a la instalación de villas de emergencia en la ciudad que gobierna porque "el que vive en una casa de chapa o de cartón en invierno se muere" (sic) merecen figurar en la antología de la vergüenza y la decadencia cultural y moral de la Nación.

"Tal vez, este funcionario haya llevado al paroxismo una "idea fuerza" que se ha instalado: la exaltación de la región patagónica como una suerte de "Cenicienta nacional". Como si el nordeste y el noroeste del país o el conurbano bonaerense hubiesen vivido siempre en el mejor de los mundos. Así, las bellezas naturales, dignas de ser conocidas por los dignatarios extranjeros, se resumen al glaciar Perito Moreno, y los manjares de la cocina argentina se agotan en un cordero patagónico. Las cataratas del Iguazú, los esteros del Iberá, la selva chaqueña, los ríos formoseños y los coloridos cerros del Norte no merecen que ni el "Mago" ni el "Hada Madrina" los toquen con su varita mágica. Un plato de surubí o dorado, una empanada salteña, el chipá o un mate no merecen paladares "reales".

"La Argentina se halla frente a la histórica oportunidad de constituirse y afianzarse como un destino turístico de interés mundial, pero también de generar las condiciones para que todos sus habitantes tengan la oportunidad de conocer las innumerables bellezas de su geografía.

"La generación de miles de empleos genuinos será una de sus beneficiosas consecuencias (en el Llao-Llao trabajan argentinos, duermen argentinos y, además, se provee de argentinos).

"Ello sólo será posible considerando al país como una unidad, dando a todas las regiones las mismas oportunidades, incentivando la cooperación entre aquéllas y eliminando definitivamente todo rastro de discriminación entre compatriotas."

Embajada de Israel

Señor Director:

"Considerando que el ingeniero M. Fioravanti, en su carta de LA NACION, enfatiza que la bomba en la embajada de Israel se originó en el interior de la misma, quisiera reiterar lo que he manifestado ante la Corte Suprema de Justicia y que consta en autos junto a los de numerosos testimonios: que luego de la explosión y durante semanas, en la vereda de la calle Arroyo, al frente de la embajada, se observaba un hoyo que implicaba la desintegración de un bloque de granito del cordón. ¿Podría el ingeniero u otro perito explicarlo?"

Timerman

Señor Director:

"En su carta del 17 del actual, Marcelo Capurro negó el contenido de una conversación que mantuvimos cuando lo entrevisté para mi libro "Timerman, el periodista que quiso ser parte del poder". Capurro me acusó de faltar a la verdad, pero quien faltó a la verdad es él.

"Grabé aquella charla, de modo que no fue de memoria que cité sus palabras en mi carta de lectores del 15. Me referí a una entrevista que mantuvimos en la que le comenté que tenía dudas sobre si usar los interrogatorios de Camps a Jacobo Timerman de 1977 para mi libro. Capurro no sólo no mencionó objeción alguna sino que, por el contrario, dijo que todo lo que Timerman había dicho allí era "coherente" con su pensamiento. Es más, citó los interrogatorios para hablar bien de Timerman, para decir que éste se había declarado sionista ante Camps. Ahora Capurro desmiente haberlo dicho, y de inmediato, en un juego sofista, agrega que, si lo hubiera dicho, no hubiera querido decir lo que yo afirmo.

"Si insiste en desmentirme, cuestionando mi integridad y mi credibilidad como periodista, lo veré en los tribunales. Llevaré conmigo, por supuesto, la grabación de nuestra entrevista.

"Es llamativo que Capurro, socio de uno de los hijos de Timerman, Héctor, se preocupe tanto por la utilización de los interrogatorios, cuando son evidencia de conmovedoras muestras de grandeza de Jacobo Timerman, así como de algunas arbitrariedades, ninguna de ellas calificada jamás por mí como "delaciones" (otra inexactitud de su carta).

"Por último, pregunta por mis fuentes. Le sugiero que vuelva a leer mi libro, ya que dediqué 15 páginas a precisarlas."

Agradecimiento

Señor Director:

"Por este medio quiero hacer conocer públicamente mi reconocimiento y agradecimiento al personal del Hospital Central de San Isidro, donde estuvo internada mi esposa a lo largo de tres meses antes de su fallecimiento, en diciembre último.

"Allí ella recibió atención y tratamientos esmerados con el equipamiento del mejor nivel. Pero además, y por sobre todo, el cuidado y la atención de un equipo de profesionales y auxiliares cuya dedicación fue más allá de su deber, con muestras de amabilidad y comprensión hacia mí y mi familia que fueron reconfortantes ante el doloroso trance que nos tocó vivir."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?