Falleció el ex ministro de la Corte Guillermo López

Murió esta madrugada a los 77 años; había renunciado en octubre pasado al máximo tribunal
(0)
12 de mayo de 2004  • 09:03

A los 77 años, el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia Guillermo López falleció esta madrugada víctima de cáncer de próstata, según confirmaron a LA NACION LINE fuentes del máximo tribunal.

Los restos de López serán velados en O´Higgins 2284 de esta Capital hasta las 15 de hoy y serán sepultados en el cementerio privado Memorial, de la localidad bonaerense de Pilar.

El ex magistrado había renunciado a su cargo en octubre último.

Abogado especializado en derecho laboral, Guillermo López se graduó en 1952 en la Universidad de Buenos Aires, donde se doctoró cuatro años después. Desde ese momento, ejerció la docencia como profesor de derecho laboral en las universidades de Belgrano y de Buenos Aires.

Santafecino, divorciado, con tres hijos, su renuncia a la Corte Suprema se hizo efectiva el 1° de diciembre último.

Hijo jurídico del Pacto de Olivos, que habilitó la reforma constitucional y, luego, la reelección presidencial de Carlos Menem, López asumió como ministro de la Corte en marzo de 1994 a raíz de ese acuerdo entre el PJ y la UCR.

Se sumó, de inmediato, a lo que luego ganaría el mote de "mayoría automática", calificación que detestaba profundamente.

Hasta su ascenso a la Corte, López se había desempeñado por dos años como juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, donde profundizó su ya buena relación con el sindicalismo.

De simpatías justicialistas, gozó del respaldo del ministro del Interior menemista Carlos Corach, quien luego sería acusado por Domingo Cavallo de manejar los hilos del Poder Judicial y hasta de redactar en una servilleta una lista de jueces federales que le respondían.

Sin embargo, los primeros cimbronazos los sufrió en 1997, cuando junto a su par Adolfo Vázquez debió enfrentar los dos primeros pedidos de juicio político en su contra. Uno de ellos, por estar involucrado en un presunto pedido de coima a una empresa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?