Suscriptor digital

El padre de Axel habló del caso Bordón y generó polémica

Dijo que el joven asesinado en 1997 "estaba drogado" Luego sostuvo que quiere hablar con la familia de la víctima porque comprende su dolor Anoche, alrededor de 5000 personas lo escucharon en la capital provincial
(0)
19 de mayo de 2004  

MENDOZA.- En la plaza Independencia, en esta capital, más de 5000 personas escucharon anoche a Juan Carlos Blumberg. El padre de Axel, el joven asesinado por sus secuestradores, pidió que entre los proyectos de reforma de la legislación penal para cambiar la edad de imputabilidad se incluya "la responsabilidad de los padres, porque muchos de ellos utilizan a sus hijos y les enseñan a delinquir".

Pero, horas antes de la manifestación, Blumberg suscitó una situación controvertida cuando opinó sobre el caso de Sebastián Bordón, el joven asesinado por la policía provincial en 1997. "El se drogaba, tomaba alcohol y además le pegó a un policía", sostuvo el ingeniero textil, que anteayer se reunió con la familia del ex comisario Hugo Trentini, uno de los policías condenados por dicho crimen.

Luego, ante una consulta de LA NACION, Blumberg sostuvo que no volvería a hacer referencia al caso Bordón hasta a hablar con la familia del joven. "Prefiero ser prudente y primero voy a hablar con los padres del joven asesinado, porque comprendo su dolor", explicó.

Pero la réplica de la familia Bordón no demoró demasiado. Desde Buenos Aires, en una comunicación telefónica, Mirian, la madre del joven asesinado por la policía mendocina, dijo a LA NACION: "Nadie tiene derecho a ensuciar la memoria de mi hijo. El señor Blumberg no conoce la causa. La Justicia resolvió que lo mató la policía. Los peritajes determinaron que en el cuerpo de Sebastián no habían restos de alcohol, nicotina ni drogas. Pero aun si esto hubiera sido verdad, no merecía que lo asesinaran".

Mirian Bordón dijo que, antes de iniciar una demanda, espera que el padre de Axel rectifique o ratifique sus palabras. "Yo estoy dispuesta a hablar, pero él tendrá que venir a mi casa y mirarme a la cara", afirmó.

Convocatoria

La plaza Independencia, en una noche con baja temperatura, estuvo colmada por familias de clase media, profesionales vestidos de traje e integrantes de distintas comunidades religiosas. La manifestación fue una de las más concurridas en los últimos años, ya que los actos políticos no convocan a más de 500 personas.

"Estoy luchando por los hijos de todos los argentinos para pedir cambios de leyes y para que los ciudadanos no tengan que estar en sus casas entre rejas, mientras los delincuentes andan libres por las calles", afirmó Blumberg.

Además, el padre de Axel desmintió que hubiera sectores del poder económico que lo usan para sacar partido de su causa y dijo: "Los medios de comunicación no van a cambiar mi opinión. Muchas veces vienen los periodistas y quieren hacerme decir lo que ellos quieren, pero yo no voy a cambiar mi opinión".

El gobernador, Julio Cobos, recibió ayer a Blumberg en su despacho y admitió que apoya sus reclamos; también dijo que había firmado el petitorio de adhesión. Además, el mandatario provincial le entregó una carpeta con los datos de la evolución de los delitos en la provincia, que, según gobernador, en el primer trimestre de este año muestra una disminución respecto de 2003.

Blumberg explicó: "Llevo sobre mis espaldas las 4.631.000 firmas de los argentinos que apoyaron el petitorio entregado en el Congreso de la Nación y no tengo otra cosa que luchar con todo mi fervor para que haya más seguridad y justicia en la Argentina".

De viaje

  • La primera semana del mes próximo, Juan Carlos Blumberg visitará Nueva York. En EE.UU., el padre de Axel se reunirá con expertos en temas de seguridad para recoger experiencias y conocer los planes en esa materia de aquella ciudad. Además, también ese mes, viajará a Madrid, donde disertará en un congreso al cual fue invitado especialmente.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?