El desafío de crecer, tema de un simposio realizado en Suiza

Es un foro en el que debaten estudiantes universitarios de todo el mundo
(0)
6 de junio de 2004  

ST. GALLEN (Suiza).- Se enteró de casualidad. Agustín di Luciano, estudiante de Ingeniería Industrial del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), asistía a un congreso en la Universidad de Princetown, Estados Unidos, cuando otros estudiantes le comentaron sobre el simposio en Suiza. "Es el mejor organizado del mundo", le dijeron.

Entonces, se metió en la página Web ( www.isc-symposium.org ) y leyó los requisitos para asistir: ser estudiante universitario, menor de 30 años y escribir un ensayo de 2100 palabras que participaría en un concurso. Uno de cada cuatro escritos queda seleccionado y su autor es invitado a participar del simposio con todos los gastos pagos, desde el pasaje de avión hasta el alojamiento y las comidas, e incluso algunas visitas turísticas.

No parecía muy difícil y con una idea de cómo incorporar a estudiantes a la gestión pública argentina que ya le venía dando vueltas en la cabeza, Agustín quedó seleccionado.

Durante el 34 Simposio del International Students Committee (ISC), Agustín todavía no lo podía creer. Al encuentro, conocido en el mundo de los negocios y la política como un miniforo de Davos, no faltaron ministros, presidentes de compañías multinacionales ni personalidades académicas de todo el mundo. Este año se le dio mucha trascendencia al continente asiático, principalmente a China e India que vienen teniendo un enorme crecimiento económico y académico en los últimos tiempos.

"Este simposio es sumamente formador de perspectivas. Uno puede ver otras realidades del mundo. Además, es una gran oportunidad. Es vital para nosotros cuidar nuestra imagen nacional y las relaciones que tenemos con el mundo. Debemos recuperar la confianza que perdimos y ésa es tarea de todos, no sólo del Presidente", dice Di Luciano, que demuestra un sentido interés por hacer algo por el país.

El lema de este año fue Desafíos para el crecimiento y la prosperidad. En ese marco, el ISC ofreció, además, una preconferencia que tuvo como disertantes al argentino Martín Varsavsky, fundador de varias empresas en España y creador del portal educativo argentino educ.ar, y al entrepreneur japonés dedicado a Internet, Joichi Ito. Los dos debatieron con los estudiantes sobre los problemas para el crecimiento y se mostraron accesibles haciendo públicas sus direcciones de e-mail para cualquiera que quisiera contactarlos.

Innovar es la solución

Con varios años de bajo crecimiento económico y altos gastos sociales, el futuro en Europa no parece prometedor. Varios fueron los disertantes que se refirieron a los problemas para el crecimiento con los que se enfrenta el Viejo Continente en el mediano plazo y que hicieron hincapié en la innovación como solución.

Innovación no entendida como investigación, sino "reforzando la relación entre la industria y la academia", como expuso Luca Cordero de Montemozolo, CEO de Ferrari y Maserati, que agregó: "Es un mejoramiento continuo dentro de las empresas, es la continua introducción de nuevas ideas involucrando a empleados de todos los niveles".

Según el Dr. Gunter Thielen, CEO del grupo editorial Bertelsmann, innovación "es un cambio en el statu quo, es crear un valor agregado al cliente". Para él, la innovación se da por medio de empleados dedicados que hay que saber motivar. También se necesita gerenciamiento, ya que la innovación no se da en solitario, sino en equipos de los que surgen ideas creativas que hay que filtrar, priorizar y cuyo financiamiento se debe controlar.

Hasta aquí está claro que la solución viene de la mano de recursos humanos creativos.

Pero, ¿cómo son esos recursos en Europa? ¿Cuál es la tendencia del empleo calificado?

Hanne De Mora, cofundadora de A-connect y durante años socia en Mc Kinsey, asegura que los niveles gerenciales permanecen sólo un promedio de cuatro años en las empresas y cada día demandan mayor movilidad y flexibilidad, y la posibilidad de diversificar sus carreras. Para ella, la tendencia del empleo se compara con la industria del cine. Cada película es un proyecto específico para el que se contrata personal por un tiempo determinado.

"La gente hoy tiene otros intereses además de una carrera, que hacen que valoren la modalidad de ser profesionales independientes. Hay algunas industrias que requieren una presencia permanente, pero cada vez hay más que trabajan por proyectos", sintetiza De Mora.

Las conclusiones parecen apuntar hacia el incremento de ejecutivos calificados y, por consiguiente, hacen hincapié en la educación.

En términos de Ernst Buschor, vicepresidente del Instituto Tecnológico Federal Suizo (ETH) de Zurich, de aquí a 20 años se necesitará el 30% más de personal calificado y el 50% menos de personal poco calificado. Varios países tendrán que reformar sus sistemas educativos para adaptarse a esta situación, ya que en naciones como Suiza o Alemania donde las facilidades para los estudiantes universitarios son notorias, éstos siguen siendo una escasa minoría.

Y en vista de los tiempos que semejantes reformas requieren en Europa, la solución no parece vislumbrarse a la vuelta de la esquina.

Tendencia

Durante el simposio, Rudolf Staempfli, presidente de la Asociación de Empleadores Suizos, describió las tendencias en su país:

  • Mayor necesidad de trabajo calificado.
  • Distintos grupos de trabajadores tienen diferentes demandas, por lo que habría que flexibilizar regulaciones rígidas.
  • Importancia creciente de valores inmateriales, como el tiempo con la familia y la búsqueda de una armonía entre la vida laboral y la privada.
  • Los empleados quieren tener parte del éxito de una compañía y, por consiguiente, hay que buscar un modelo en el que esto se refleje.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?