Falleció el periodista Francisco A. Rizzuto

Fue uno de los fundadores de ADEPA
(0)
13 de junio de 2004  

Periodista de alma, Francisco A. Rizzuto falleció ayer, a las 6 de la mañana, en su ley, al pie del cañón. Para él, la vieja máquina Olivetti era como una extensión de sí mismo, donde hasta el momento de su muerte, a los 95 años, siguió tecleando uno de los artículos que solía escribir para diarios del extranjero. Todavía no había leído LA NACION y Clarín, como hacía cada mañana.

"Pancho" Rizzuto, como lo conocían sus innumerables amigos, siguió en plena actividad hasta sus últimos días, encarando sus trabajos con plena lucidez. Estaba al tanto de las últimas noticias, leía revistas nacionales y extanjeras, cada día caminaba más de cincuenta cuadras y, fervoroso creyente, asistía a la misa de 8 en la parroquia del Socorro.

Era una figura saliente en la prensa nacional, con relieve internacional. Fue uno de los fundadores de la Academia Nacional de Periodismo, que lo declaró en 2002 miembro emérito. Aunque últimamente no participaba de sus reuniones, había quedado en asistir a una en la próxima semana.

Había nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1909, hijo de F. Antonio Rizzuto y de Catalina Cuda, en una familia de seis hermanos, de singular longevidad (le sobreviven dos hermanas, de 99 y 92 años). Ya a los 12, en 1921, comenzó a ayudar a su padre en la institución de informes comerciales Veritas. En 1931 apareció la revista económica Veritas, dirigida por su padre, y allí empezó su tarea periodística. En 1965, asumió la dirección, hasta su cierre, en 1985. La representó en otros países cuando la cerró la comisión bicameral Visca, en 1950, "por no ocuparse del presidente y de su dignísima esposa", hasta su reapertura en 1955.

Una contribución fundamental de Rizzuto a la prensa nacional fue la fundación de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), con Alberto Gainza Paz, de La Prensa; Juan S. Valmaggia, de LA NACION, y otras personalidades. Rizzuto actuaba en la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), desde 1956. Y en una reunión de la SIP en Chile, en 1962, se acordó formar ADEPA. La asamblea inicial se realizó dos meses después en la sede de Veritas y Rizzuto fue el primer secretario general. Ya retirado, seguía siendo jurado de sus premios. Fue secretario del International Press Institute, de Viena; cofundador del Consejo Publicitario Argentino, de la Asociación Argentina de Editores de Revistas, de la Liga Pro Comportamiento Humano, que presidió desde su fundación en 1960, y del Instituto Americano de Investigaciones Económicas, Jurídicas y Sociales. Caballero de la Orden de Malta, fue condecorado por España, Italia y otros países.

El sepelio se efectuará hoy, a las 11, en la Recoleta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?