Allende & Brea expande su área de influencia a Miami

El estudio asesora a empresas norteamericanas y argentinas
(0)
15 de junio de 2004  

En junio de 2002, el estudio de abogados Allende & Brea inauguró en Miami su primera oficina comercial en el exterior para atender las inversiones argentinas y dar respuesta a una nueva corriente de empresarios que, tentados por la devaluación, decidían abrirse paso en la exportación.

La expansión del bufete argentino coincidió con la debacle de la economía nacional. Históricamente, la Argentina fue el séptimo socio comercial de Florida, con un intercambio de US$ 2000 millones. Pero en 2002 el comercio cayó a US$ 700 millones.

"Pero ése también era el momento en que se daban las condiciones para que el empresario argentino se largue a exportar", señaló a LA NACION Daniel Korn, socio de Allende & Brea a cargo de la oficina de Miami que, recientemente, se convirtió en el primer abogado norteamericano en obtener la reválida de su título en la Universidad de Buenos Aires.

Desde Miami, Korn intenta promover los negocios con la Argentina por medio de seminarios, misiones comerciales y asesoramiento legal. "El segmento con más potencial es el de las empresas que exportan a Estados Unidos por primera vez, las pymes. Como lo primero que busca no es asesoramiento legal, sino compradores o un distribuidor que venda sus productos, hemos realizado videoconferencias y seminarios para los sectores textil, software, alimentos en general y alimentos gourmet junto con la Fundación ExportAr, el consulado argentino en Miami y la Cámara Argentina-Florida para presentarles a los mayoristas de su rubro y para que los gerentes de compra les enseñen qué es lo que buscan", explicó Korn.

Consistencia

Hay una tarea de concientización también para estas empresas: "Conseguir un contrato con un gran distribuidor como Wal Mart no es todo. Ahí recién empieza la responsabilidad de cumplir con los volúmenes, los tiempos y la calidad, que controlan constantemente. Lo peor que puede pasar es conseguir el contrato y no poder cumplir. Hay que ser coherente y saber que si se prometieron 120.000 unidades, no importa lo que pase con el valor de la moneda; hay que entregar 120.000 unidades", apuntó Korn.

Al margen de los que se inician, los clientes del estudio en comercio internacional incluyen a las empresas argentinas con cierta madurez exportadora que necesitan servicios legales previos a comercialización de productos que pueden estar muy regulados y que deben cumplir con normas en la presentación, packaging e información al consumidor. Otro ejemplo de empresas que precisan asesoramiento de este tipo son las que tienen un producto argentino que se vende exitosamente en Florida y le solicitan la posibilidad de franquiciar su marca.

También Allende & Brea presta servicios a empresarios que deben presentarse en los tribunales de Estados Unidos y, por medio de sus corresponsales en Washington, los asisten en temas sobre antidumping y medidas compensatorias.

Por último, el estudio funciona como nexo con las empresas de Estados unidos que quieren hacer negocios en la Argentina. Justamente, la semana última se organizó una misión comercial de franquicias norteamericanas en Buenos Aires, organizada por la Asociación Argentina de Franchising. "Nos contactaron firmas de Estados Unidos, por medio del consulado en Miami para obtener asesoramiento legal en registros de marca. Acá ya jugamos de local", indicó Korn.

Allende & Brea realizará entre este mes y el próximo, en el Malba, una de las videoconferencias programadas sobre cómo exportar a Miami y prevén, para más adelante, un evento similar con el mercado de China.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios