NeKi, un Kirchner para los más chicos

Salió un libro infantil sobre un pingüino que, desde el "Nido Rosa", lucha contra las "aves rapaces"
(0)
25 de junio de 2004  

El pingüino NeKi fue elegido gobernador de Santa Cruz y desde allí seguía "apesadumbrado" junto con su esposa –otra pingüina, claro– "la situación dolorosa" que vivían los "pájaros hermanos" del resto de la Argentina. Solidario, NeKi resolvió pelear la presidencia y, pese a las dificultades, lo logró. Desde entonces, lucha contra las "aves rapaces" y los "genocidas" mientras las bandadas "vuelan hacia la esperanza".

El argumento corresponde a "NeKi, el pingüino de las Tierras Blancas", un libro que catapulta al presidente Néstor Kirchner al cielo de los héroes infantiles. Lo escribió Carlos Clavero, un argentino que vive en Barcelona, y lo editó Corregidor.

"Un libro para que lean los pichones y para que los pájaros se lo lean a los pichones", según la contratapa.

En el relato y los dibujos de las aventuras de NeKi (fusión del nombre y el apellido del Presidente), el autor resume la historia argentina de un modo que pretende facilitar la comprensión de los niños.

Perón pasa a ser el Hornero Juan; Evita es la Alondra Eva, y el presidente de los Estados Unidos se convierte en el Aguila Imperial. Se suman a la acción las palomas de Plaza de Mayo (las Madres) y se describe la dictadura del 76 como un gobierno "que hizo desaparecer a 30.000 pájaros".

El relato empieza en el campanario del Cabildo, donde una familia de golondrinas pregunta al búho Don Memoria por qué "en casi todo el mundo se habla del pingüino NeKi".

Un flashback nos remonta a la niñez del pingüino, cuando estudiaba historia con el enigmático Oco, un viejo lobo de mar. NeKi (y los niños lectores) se enteran de las injusticias de la conquista, de la guerra por la independencia, de los fusilamientos de la Patagonia rebelde... La aparición del Hornero Juan corta el pesimismo. El autor sorprende cuando rememora la consigna de la campaña que llevó a Perón al poder: adapta el "Braden o Perón" a "Aguila u Hornero".

"Provocaron muchísimas muertes", dice, al describir el bombardeo de 1955 sobre la Plaza de Mayo.

Las 20 páginas finales cuentan el surgimiento del héroe. "El pingüino NeKi (...) conocía la Resistencia que los pájaros libraban para lograr el retorno del Hornero Juan", comienza, antes de resumir la vuelta y la muerte de Perón y la dictadura.

Alfonsín y Menem generarán pesadillas a los niños lectores. El primero "perdonó a gran cantidad de aves rapaces armadas de la dictadura". El segundo impuso el neoliberalismo, que se explica así: "La riqueza del país pasó a manos de las Aves Extranjeras en nombre de algo llamado globalización".

Pasan De la Rúa y el 20 de diciembre y Duhalde sólo logra una mención lateral: "Se formó un gobierno provisorio que llamó a elecciones".

Entonces reaparece NeKi. Se cuenta que gobernaba Santa Cruz y que la provincia estaba en orden.

El resto es historia. NeKi gana la presidencia y empieza a cumplir promesas. Se hace cargo del "nido de los ancianos" (el PAMI), vuelve a encarcelar a las "aves rapaces", cambia a "los jueces que favorecían a los pájaros corruptos" y crea empleos. Es destacable la viñeta de NeKi en la ONU, donde desafía al Aguila Imperial en su propio nido.

El búho cierra el libro con un consejo: "Pienso que es hora de apoyarlo [a NeKi] y volar junto a él hacia la esperanza".

"No es pecado apoyar al Gobierno"

"No conozco a nadie del gobierno de Kirchner. Cuando asumió, nos devolvió el ánimo y la esperanza y me identifiqué con sus gestos y su acción política. Por eso me inspiré en su figura para crear la historieta."

Así explicó el guionista y publicista argentino Carlos Clavero el sentido del libro "NeKi. El pingüino de las Tierras Blancas", en el que presenta en formato de historieta y en un lenguaje destinado a los chicos su versión de la historia. El libro, editado por Corregidor, tiene 80 páginas y una tirada de 3000 ejemplares.

Nacido hace 60 años, Clavero escribió en El Atlántico, de Mar del Plata, y emigró a Los Angeles en 1996, donde creó una tira con un personaje llamado Aztec, para La Opinión, diario editado por Los Angeles Times para 14 millones de hispanohablantes.

Radicado en Barcelona desde hace dos años, Clavero adhirió a la distancia al gobierno de Kirchner y creó la historia de NeKi, con ilustraciones de su hijo Manuel, de 26 años.

"El libro no tiene pretensiones de ensayo histórico. Es una metáfora política que recoge las luchas populares a lo largo de nuestra historia", precisó, al definirse como un autor comprometido políticamente con el peronismo, pero sin militancia partidaria. "No es ningún pecado ni ningún inconveniente apoyar a un gobierno", resumió. "No salió a tiempo para la Feria del Libro –llegó a las librerías a mediados de mayo–, pero estamos muy conformes con la repercusión alcanzada", agregó.

El presidente de Corregidor, Manuel Pampín, negó absolutamente cualquier vínculo con el Gobierno. "Somos una editorial independiente, con 35 años de trayectoria. No nos volcamos ideológicamente hacia nadie y no necesitamos que nadie nos financie nada", dijo el titular de la editorial, consagrada a la difusión de autores argentinos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?