Suscriptor digital

Una vida al frente del micrófono

Protagoniza el micro humorístico "Inés Pequinés, psicóloga de mascotas", en FM Kabul (107.9)
(0)
27 de junio de 2004  

En la grilla de Kabul (FM 107.9), la emisora de Daniel Grinbank, donde se escucha el buen rocanrol de todas las épocas, alternativamente aparecen micros titulados "Inés Pequinés, psicóloga de mascotas". Es un pintoresco personaje que brinda consejos para orientar la conducta tanto de animalitos domésticos como de otros muy exóticos. Estos micros son interpretados con mucho humor, ingenio y picardía, por Roxana Darín (antes Renée Roxana), actriz de larga y reconocida trayectoria, que demuestra una vez más que no es sólo la madre de los actores Ricardo y Alejandra Darín. La actriz, que confiesa con orgullo una edad que no representa (73 años), lleva 52 años en su profesión y, precisamente, se inició en la radio junto a los grandes de este medio.

En su confortable departamento del barrio de Belgrano, Roxana Darín recibe a LA NACION y repasa con mucho fervor un enorme álbum poblado de recuerdos y fotos de su paso por la radio, la TV, el teatro y el cine, mientras posa con mucho desenfado para el fotógrafo y da pruebas contundentes, en cada gesto y palabra, de su vitalidad y natural cordialidad.

"Creo que tuve la mejor escuela: la radio, donde aprendí a manejar el arma más importante de un actor: la voz. Recuerdo que todo surgió por casualidad. Acompañé a Radio El Mundo a mi compañera de escuela Elder Barber (cantante y creadora de "Canario triste"). Llegamos con delantal blanco a un casting en la vieja Radio El Mundo (actual Nacional, en Maipú 555) donde tomaba las pruebas su director, don José Tresenza. A los 15 días me integraba a la compañía de Eduardo Rudy y Celia Juárez con la novela «Y sin embargo hoy muero», bajo la batuta de su gerente artístico Carlos Arturo Orfeo", recuerda la actriz. "Nunca imaginé que aquél fuera el comienzo de un camino que sigo transitando con la misma alegría. Desde Radio El Mundo pasé a Mar del Plata, donde intervine en diversos ciclos de LU 9 Radio Mar del Plata y, al regreso, me desempeñé alternativamente en Radio del Pueblo, donde recuerdo mi participación en «Los tres mosqueteros» y en Splendid, con «Noches de gala», donde Delfor oficiaba de presentador."

La radio y la familia

El entusiasmo de Roxana cuando despliega su currículum es contagioso. Manifiesta emoción y auténtico amor por su profesión, del mismo modo que cuando se refiere a su familia. Es que fue en Radio El Mundo, mientras actuaba en "Las aventuras del Zorro", cuando conoció a su marido, Ricardo Darín. Un año después, en 1955, se casaron y, dos años más tarde, nació Ricardo. Luego, en 1962, llegó Alejandra.

-¿Volvieron a trabajar juntos en radio?

-Seguimos trabajando en diferentes micrófonos y espacios junto a destacadas figuras: en Excelsior y en Porteña. Eran años donde todo el mundo escuchaba la radio. Para numerosas presentaciones en auditorios, los hombres vestían smoking, las mujeres de largo e ingresábamos por una impresionante alfombra roja. La radio fue siempre pionera. Recuerdo que con Raúl Rossi estrenamos "Todo el año es Navidad" y con Narciso Ibáñez Menta presentamos el ciclo de terror. Fueron años maravillosos.

-¿Dónde se sentía más cómoda: en la comedia o en el drama?

-En la comedia, por supuesto. Es el género donde mejor me puedo expresar. Durante 4 años me sirvió mucho animar en Radio Belgrano los grandes bailables de los sábados, que iban de 16 a 20. Allí conocí, por ejemplo, a un delgadito Raúl Lavié que cantaba melódico. En la década del 60, le siguió un ciclo teatral muy importante auspiciado por telas Castelar, que dirigía la maestra Luisa Vehil, donde representamos "Un guapo del 900", junto a Milagros de la Vega y Jorge Salcedo, con una platea siempre colmada de oyentes. Y, lógicamente, continué interpretando personajes en distintas novelas con el binomio Jorge Salcedo-Julia Sandoval.

-En retrospectiva, ¿cuáles considera que han sido sus mejores trabajos?

-Es muy difícil elegir. Me emociona recordar que integré la compañía de Nelly Hering, que trabajé con Luis Arata en "Mustafá", con Francisco Petrone, y en la versión radial de "Un mundo de 20 asientos", la novela de Delia González Márquez, junto a Roberto Escalada. A veces eran personajes muy pequeños; en otras ocasiones, más destacados, pero yo los encaraba siempre con la misma fuerza y entusiasmo y sirvieron de trampolín para mi paso posterior a la televisión y al teatro. Una de las grandes satisfacciones artísticas fue mi labor en el ciclo cómico de gran repercusión popular, "El patio de Leonor Rinaldi", donde pude realizar varias caracterizaciones. Participé en los programas de Mariofelia y en las historias protagonizadas por Susy Kent. Con don Pedro Aleandro integré el elenco de "Las mujeres y su mundo, visto por el abuelito". No me olvidaré nunca de haber estado al lado de Lola Membrives en "Bendita seas".

-¿Recuerda alguna anécdota?

-Quizá la más entrañable ocurrió en 1959, en Canal 7. Alberto Olmedo trabajaba como switcher y un día pidió especialmente hacer un personaje en una de las novelas que se trasmitían por Radio Belgrano, donde yo también participaba.

-¿Cómo conoció a Alberto Migré?

-Fui relatora de novelas, conductora de micros sobre turismo, auspiciados por embajadas. Y así tomé contacto con Alberto Migré y Aldo Cammarotta, a quienes les acercaba algunas ideas y ellos plasmaban libros interesantísimos, como por ejemplo "Un viaje de ensueño hacia el Líbano en la historia", que protagonizaba con Ricardo, mi marido. Y en esos primeros escenarios radiales y luego teatrales y televisivos crecieron mis hijos, que eligieron este camino.

-Y ahora, nuevamente en el micrófono...

-Sí: es una experiencia muy gratificante esta labor en Radio Kabul; me gusta trabajar en una emisora rodeada de gente joven y muy talentosa y que me hace sentir muy cómoda. Esto es como reencontrarse con el primer amor. Porque aunque transité por la pantalla chica, el teatro y el cine, mi escuela fue el micrófono, que permite sugerir, crear climas, personajes y transmitir esa famosa magia de la que tanto se habla. La radio es un medio al que constantemente vuelvo. Hace poco grabé un ciclo de poesía en Radio Provincia y en teatro recreamos el mejor homenaje a la radio con "Los locos de la azotea", una obra de Mabel Loisy, que rindió tributo al grupo de pioneros que el 27 de agosto de 1920 realizaron la transmisión inaugural de la radio en el país, con "Parsifal".

-También desarrolló muchas actividades paralelas...

-Sí, varias. Destaco la tarea llevada a cabo con mucha dedicación en la Secretaría Mutual de la Asociación Argentina de Actores, donde formé varios elencos con actores jubilados representando distintas obras.

-¿Tiene proyectos?

-En la actualidad acabo de grabar el primer capítulo de una miniserie titulada "Caldo gordo", de María Teresa Forero, donde intervienen Héctor Giovine, Stella Maris Closas, Pachi Armas, Hugo Cosiansi, Julieta Magaña, Alejandra Darín y Mimí Ardú. La producción ejecutiva es de Gonzalo Barcelona y la dirección de Eduardo Valentini, un hombre que desarrolló toda su brillante carrera en Canal 13. También espero ansiosa el estreno del largometraje "Chiche bombón", de Fernando Mussa, con Enrique Liporace, donde interpreto a una abuela árabe. Y continúo con la presentación del unipersonal "La madre de...", un texto de mi autoría que vengo ofreciendo desde hace mucho en diferentes ámbitos. Me da mucho placer poder haber integrado las voces en off de Alejandra y Ricardo. Recreo en él situaciones de la vida cotidiana y profesional. Creo haber encontrado la mejor fórmula: reunir el trabajo y la familia. Porque además de mis dos queridos hijos, soy la orgullosa abuela de cuatro soles.

Sus trabajos

  • En teatro: hizo su debut en "Tu cuna fue un conventillo", en el Presidente Alvear; "Tungahsuka", en el San Martín; "Si Eva se hubiese vestido", con Gloria Guzmán; "El hombre del paraguas, "La biunda", "Cucarachas de teatro", "Beckett", de Anouilh; "El proceso a Mary Duggan" y "¡Hello, Dolly!", junto a Libertad Lamarque y Tincho Zabala.
  • En cine: "La edad del amor", "Miguitas en la cama", "Pimienta", "Pobre mariposa" y "Chechechela".
  • En TV: "Muchacha italiana viene a casarse", "Chau, amor mío", "Su comedia favorita", "Verdad-consecuencia", "Por ese palpitar" y "Rincón de luz".
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?