Metalfor comenzará a fabricar cosechadoras

La firma producirá unos 240 equipos en 2005 en Córdoba
Fernando Bertello
(0)
21 de julio de 2004  

Con una inversión cercana a los 20 millones de pesos para los próximos tres años, la firma Metalfor comenzará a producir cosechadoras a partir de enero próximo en la localidad cordobesa de Noetinger.

La empresa, que ya fabrica pulverizadoras autopropulsadas y de arrastre, entre otros productos, proyecta poner en el mercado doméstico unas 240 máquinas en el primer año de producción.

Si lograra alcanzar ese nivel de producción y ventas, podría posicionarse como la segunda compañía más importante del mercado nacional en este rubro, detrás de Vassalli Fabril, que el año pasado colocó 327 cosechadoras y ahora proyecta terminar 2004 con 480 equipos.

La apuesta de la firma consiste no sólo en diversificar su línea de productos, donde ya es líder en el segmento de las pulverizadoras autopropulsadas, sino también buscar un lugar en un rubro que hoy es dominado por las cosechadoras importadas.

En este sentido, de las 2250 cosechadoras que el año pasado se comercializaron en la Argentina 1950 fueron importadas (en su mayoría desde Brasil) y el resto vendidas por firmas locales, según un informe del INTA Manfredi.

El primer modelo

En la actualidad, Metalfor se está preparando para presentar su primer modelo en la Exposición Rural de Palermo, que se realizará entre mañana y el 3 del mes próximo.

La máquina fue diseñada y desarrollada en sólo 90 días en las instalaciones de la ex fábrica de cosechadoras Araus, que llegó a fabricar 120 equipos por año, y que Metalfor compró a fines de 2003 para fabricar pulverizadoras de arrastre.

Hoy ya trabajan allí unas 70 personas, y se sumarán otras 60 para el plan de desarrollo de la línea de cosechadoras.

Apenas comience la producción en serie, la fabricación de las pulverizadoras de arrastre que hoy salen de Noetinger será trasladada a otra ciudad todavía no especificada.

El modelo de la cosechadora tendrá un sistema de trilla convencional, un cilindro de 1,30 metros, transmisión hidrostática, una plataforma de 23 pies (7,20 metros) y una tolva con una capacidad de 6000 kilos.

Además, la máquina, que se denominará Araus 1360 (13 por 1,30 m del cilindro y 60 por los 6000 kilos de capacidad de la tolva), saldrá a la venta en dos variantes de colores (blanco y amarillo), tendrá 230 caballos de fuerza y estará impulsada por motores de Cummnis. No obstante, también se la comercializará con equipos de otras firmas. El precio aún no está definido.

Proyecciones

"Vamos a empezar con 20 equipos por mes y planeamos invertir entre 12 y 14 millones de pesos para la producción y de 6 a 7 millones en centros de distribución y capacitación en los próximos tres años", dijo a LA NACION Luis Angel Dadomo, presidente de Metalfor.

Si bien la empresa aspira a ubicar íntegramente su producción en el mercado interno, no descarta la posibilidad de explorar el mercado de la exportación.

Además de la planta de Noetinger, Metalfor tiene otra fábrica en Marcos Juárez, donde está la sede central, y otros dos establecimientos más en los estados brasileños de Paraná (para la producción de pulverizadoras) y Mato Grosso, en este último caso para el ensamblado y la distribución de productos.

La firma, que tiene 30 años de vida, emplea más de 400 personas entre todos sus establecimientos de la Argentina y Brasil.

"Con la cosechadora apostamos a la recuperación del país y reforzamos nuestra obligación moral de crear empleo", afirmó el titular de la empresa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios