Dos hombres de confianza de Kirchner

Quiénes conducen la inteligencia
(0)
27 de julio de 2004  

RIO GALLEGOS (De nuestra corresponsal).- El tándem santacruceño de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) compuesto por Héctor Icazuriaga y su número dos, Francisco Larcher, se convirtió en la prueba viviente de las preferencias que el presidente Néstor Kirchner tiene por los hombres que llevó desde el Sur al gobierno nacional. Con matices, ambos lo acompañaron durante su gobernación (1991-2003) y supieron ganarse su confianza y dar claras muestras de ello.

Icazuriaga y Larcher se asemejan en la tranquilidad que le dan al jefe del Estado, a pesar de tener perfiles muy diferentes.

Mientras que uno ocupó funciones públicas de alta exposición (diputado provincial, vicepresidente de la Legislatura y gobernador), el otro nunca integró listas ni fue candidato, pero ocupó siempre sitios estratégicos, como cuando estuvo en el Banco Provincia de Santa Cruz.

El actual titular de la SIDE llegó a Río Gallegos desde Chivilicoy en 1982 para hacer el servicio militar. Le gustaron el lugar, la efervescencia política y los nuevos amigos, se afilió al PJ y se quedó a vivir para siempre.

Larcher es hijo de un santiagueño y militante peronista. Quienes conocen su carrera aseguran que fue un "pichón" de Lázaro Báez, el hombre fuerte de Kirchner en el Banco de Santa Cruz a principio de los 90.

La cara de Larcher es desconocida para la mayoría de los santacruceños. Cuando el Banco San Juan compró la mayoría accionaria del banco provincial, Larcher fue el hombre de Kirchner en el directorio. Es, sin duda, una de las personas que conocen uno de los secretos mejor guardados: la lista de los deudores del Banco Residual. Sin dudas, fueron su bajo perfil y su estrecho lazo con Kirchner los atributos que lo convirtieron en el candidato ideal para ocupar la SIDE.

Icazuriaga se preparó para estar en la SIDE desde el mismo momento en que asumió la gobernación, cuando Kirchner marchó a la presidencia.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?