Suscriptor digital

El complejo legado de 007

Los productores no se resignan al paso al costado de Brosnan
Marcelo Stiletano
(0)
31 de julio de 2004  

"Pierce Brosnan se despide de James Bond." La información, aparecida anteayer en estas páginas, daba cuenta del revuelo desatado en Hollywood y en Londres a partir de la noticia, anunciada por el propio actor irlandés a una publicación especializada tan respetada e influyente como la norteamericana Entertainment Weekly.

Pero en los cuarteles generales de Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), donde tiene su asiento la escudería Bond (personaje que en 2002 cumplió 40 años en la pantalla, con veinte películas en su haber), aseguran que no está dicha la última palabra.

A partir del momento en que Brosnan hizo aquella resonante declaración, ni su habitual portavoz, ni los propietarios de los derechos cinematográficos del agente con licencia para matar (MGM y Eon Productions) rompieron el silencio absoluto. El propio actor optó por no agregar más a lo dicho y sólo se dejó ver con un raro bigote y en compañía de uno de sus hijos durante un partido de básquet de Los Angeles Lakers.

La última certeza sobre la supuesta sucesión de 007, tal vez el personaje cinematográfico de mayor resonancia en todo el mundo a partir de su extraordinaria longevidad, la dio el presidente de MGM, Chris McGurk, que dijo a través de una escueta declaración que el armado del reparto y las cuestiones de casting respecto de la película número 21 de James Bond "todavía están pendientes de resolución". Y nada más.

Lo que se desprende de esta lacónica frase es que, en el fondo, los productores y distribuidores de las películas de Bond no se resignan y harán todo lo que esté a su alcance para retener a Brosnan al menos por una película más. No hay que olvidar que, más allá de los reparos que se hicieron desde la crítica en varios lugares del mundo y el convencimiento de muchos de que 007 es un personaje de otro tiempo, superado por una realidad bien diferente de la de su surgimiento en plena Guerra Fría, Brosnan protagonizó las películas más taquilleras de toda la historia del personaje.

Sin ir más lejos, "Otro día para morir" (2002), la más reciente aventura cinematográfica de 007, dejó en las boleterías de todo el mundo un ingreso de 425 millones de dólares, la recaudación más alta en dos décadas de una historia por la que pasaron los exitosos Sean Connery, Roger Moore y los desafortunados Timothy Dalton y George Lazenby. Ahora, con sus afirmaciones a Entertainment Weekly, Brosnan abrió un signo de interrogación y dejó pendiente de respuesta a una de las preguntas que más se formulan por estos días en Hollywood: ¿cuándo llegará el próximo film de James Bond?

Por lo pronto, se mantiene el plan de trabajo original que prevé que la película número 21 de 007, todavía sin título, se estrenará en todo el mundo a mediados de noviembre de 2005. También se sabe que hay un guión casi terminado, que se mantiene en secreto, y que el director será contratado sólo una vez que se haya definido el nombre del protagonista.

No hay medio especializado que no haya lanzado su propia encuesta por Internet para hallar el nombre del futuro James Bond. A la cabeza de las preferencias están el australiano Hugh Jackman ("Van Helsing") y el británico Clive Owen, que muy pronto veremos en "Rey Arturo". Con menos intensidad también se habla de figuras ascendentes como Collin Farrell y Jude Law. Orlando Bloom ("La maldición del Perla Negra", "El Señor de los Anillos", "Troya") es otro de los nombres mencionados, sobre todo porque -como también se dijo anteayer en estas páginas- protagonizará a un James Bond joven y universitario, en un próximo film realizado al margen de la serie oficial.

El otro nombre mencionado en torno de la sucesión de 007 es el de Christian Bale. Pero el actor de "Psicópata americano" está muy pendiente de lo que pasará el año próximo con su condición de nuevo Batman. Los anticipos del próximo film del encapotado de Ciudad Gótica, "Batman Begins", previsto también para 2005, ya pueden verse por Internet.

Danza de nombres

Hugh Jackman

  • El australiano es uno de los candidatos más firmes
  • Clive Owen

  • Ascendente y carismático, también tiene varios puntos a favor
  • Christian Bale

  • Tiene posibilidades, pero está pendiente de su papel como Batman
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?