Suscriptor digital

Malvinas: el presidente Menem ataca con diplomacia

Insistencia: el jefe de Estado volvió a defender la política de seducción hacia Gran Bretaña para recuperar la soberanía en las Islas.
(0)
20 de enero de 1997  

El presidente Carlos Menem volvió a defender ayer la política de seducción con los habitantes de las Islas Malvinas, al tiempo que el canciller Guido Di Tella, en diálogo con el suplemento Enfoques de La Nación, admitó que con Gran Bretaña "vamos a avanzar hacia la normalización de las relaciones en todos los temas menos en uno: el de la soberanía".

El reconocimiento de Di Tella contrasta con la confianza expresada por el Jefe de Estado, quien destacó que la Argentina va a "conseguir" la soberanía "a través de la otra forma de guerra que es la diplomacia".

Desde Chapadmalal, donde presidió la cumbre del Partido Justicialista, Menem sostuvo que "la política de seducción no ha fracasado y vamos a reclamar en todos los foros internacionales y adonde vaya el reclamo correspondiente".

En este sentido, Menem expresó que "la Argentina nunca dejó ni dejará de reclamar la soberanía en un territorio que le pertenece", y añadió que "hemos progresados bastante en el diálogo".

Las declaraciones del primer mandatario se contraponen con los dichos de Di Tella quien habló de avances en las relaciones con Gran Bretaña "en todo sentido, menos en la recuperación de la soberanía de las Islas Malvinas".

Di Tella fue mucho más cauto que Menem, quien desde Chapadmalal aseguró que "el paraguas diplomático con Gran Bretaña se ha cerrado definitivamente".

Mientras tanto, ayer originó sorpresa las declaraciones del empresario y presidente del Club Boca Juniors, Mauricio Macri, quien aseguró que "nunca entendí los temas de soberanía en un país tan grande como el nuestro". Y advirtió que "las Islas Malvinas serían un fuerte déficit adicional para la Argentina".

Macri expresó en un reportaje publicado por el matutino Página 12 que "tengo entendido que al Tesoro de Inglaterra le cuesta bastante plata por año mantener las Malvinas".

El empresario futbolístico agregó que "nosotros no tenemos un problema de espacio como tienen los israelíes", por lo que consideró que "las Malvinas serían un déficit adicional para el país".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?