Suscriptor digital

En Atenas, la Villa tiene presencia argentina

(0)
4 de agosto de 2004  

ATENAS (Especial).- El corazón de los Juegos ya late en la Villa Olímpica, donde se instaló el primer grupo de atletas argentinos en tierra griega. A juzgar por sus primeras impresiones, se van perfilando dos certezas: la conformidad con las comodidades encontradas y la inquietud, en algunos casos, por el calor.

"A esta hora -las 20 en la capital griega- está soportable, pero me parece que durante el día va a ser bastante agobiante", dijo a LA NACION, por teléfono, la nadadora Georgina Bardach, que llegó ayer, junto con el equipo de remo. En la Villa se observa personal trabajando en los últimos detalles; la presencia de deportistas, por ahora, es reducida: sólo entre un 15 y un 20 por ciento de las habitaciones están ocupadas.

Entre ellos, la avanzada del grupo nacional, satisfecha con las instalaciones, como expresó Serena Amato; el equipo de yachting, en el que se destaca la timonel, ya está completo: llegaron sus 18 integrantes. "La Villa es muy linda y todo se ve muy bien organizado. Me equivoqué en lo que pensaba, porque no esperaba encontrarla tan bien. Y la comida es muy buena", señaló.

Amato se sorprendió con un detalle: "En las calles y avenidas que arman el circuito entre los estadios se trazó un carril exclusivo para ómnibus de la organización. Y ningún particular se mete. Eso es muy bueno: si no fuera así, tardaríamos una hora y media en llegar a la marina olímpica; con ese sistema estamos en media hora".

La ex remera María Julia Garisoain, ahora oficial femenina, también está satisfecha. "Las comodidades son ideales. Son bloques de cuatro habitaciones dobles cada uno, con un buen placard, aire acondicionado y todo lo que se necesita. Ya llegaron el yachting, el remo, el judo, el tenis de mesa y la esgrima. Y nuestra bandera ya está flameando."

  • El seleccionado nacional de voleibol partirá hoy hacia Holanda, donde jugará tres amistosos ante la selección local. Luego, viajará a Atenas.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?