Lanzaron la empresa de satélites del Estado

Ponerla en marcha exigirá una inversión de US$ 226 millones

28 de agosto de 2004  

El Gobierno presentó ayer oficialmente la empresa Argentina de Soluciones Satelitales (AR-SAT), cuyo cometido principal será la construcción de dos satélites, con una inversión de 226 millones de dólares que provendrán en su mayor parte del sector privado. Así lo anunció ayer el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, durante un acto en la Casa Rosada que fue encabezado por el presidente Néstor Kirchner.

La nueva empresa estará conformada mayormente por capitales privados, aunque el Estado se reservará la "acción de oro" que le dará derecho a veto en las decisiones. La proyectada oferta satelital "ya está vendida", según aseguró el secretario de Comunicaciones e impulsor del proyecto, Guillermo Moreno.

"La capacidad satelital ya está vendida mediante los contratos a futuro firmados con empresas del sector", insistió el funcionario al finalizar el acto. Moreno destacó que esta situación, sumada a las características del proyecto, "constituye la garantía con que cuentan los inversores que adquieran acciones o que tomen obligaciones negociables que proyecta emitir AR-Sat y que se subastarán en 60 o 90 días", precisó a la agencia oficial Télam.

El proyecto AR-SAT incluye la fabricación de dos satélites, su puesta en órbita en una posición que abarca a todo el continente americano y la operación de la empresa.

Detalles del proyecto

El proyecto presentado ayer por el ministro De Vido se financiará con acciones clase "C" en venta al público mediante su oferta bursátil, acciones clase "B" que se licitarán entre empresas que tendrán el gerenciamiento de AR-Sat y obligaciones negociables, es decir, papeles de deuda por los que se proyecta obtener casi el 60% del financiamiento necesario para que la empresa esté en condiciones de funcionar.

En el caso de las obligaciones negociables, hay "varios bancos del sistema interesados en ser los colocadores", adelantó Moreno, que no confirmó ni desmintió una versión que señala al Banco Río como una de las entidades financieras que colocará los títulos.

La previsión del Gobierno es que los accionistas o tomadores de los títulos, "podrían llegar a tener hasta el 20 por ciento" de retorno por su inversión.

Además de las empresas que ya adelantaron la compra de capacidad (como Techtel), otras como el Grupo Clarín y Aeropuertos Argentina 2000 aseguraron que también participarán del proyecto como inversores.

A su vez, un grupo de cooperativas analiza participar con un aporte de 1 millón de dólares, o adquirir 50 megas de capacidad a futuro por 6 millones de dólares, según fuentes oficiales; mientras que entre las provincias, por ahora sólo Santa Cruz adelantó que adquirirá acciones clase "B".

La posición orbital 81 grados Oeste estaba adjudicada a la empresa NahuelSat, hasta que el Gobierno se la revocó la semana pasada. Moreno explicó que en 44 meses se lanzarán dos satélites pequeños hermanados, que "es lo que hoy puede construir el Complejo Científico Argentino integrado por las Comisión Nacional de Desarrollo Satelital, la empresa Invap, la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología y las Universidades".

Paralelamente, un equipo de la Comisión Nacional de Comunicaciones ya comenzó las gestiones ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para prorrogar el vencimiento de la reserva de la posición orbital, en octubre de 2005.

"Luego seguiré yo mismo las gestiones, y si no conseguimos una prórroga adecuada, ocuparemos la posición con un satélite provisional", adelantó el funcionario.

TEMAS EN ESTA NOTA