Abre un frigorífico de ovinos en Santa Cruz

Prevé faenar 450.000 cabezas para exportar
Mariela Arias
(0)
9 de septiembre de 2004  

RIO GALLEGOS (De nuestra corresponsal).- Un frigorífico local reabrirá otra planta faenadora habilitada para exportar carne ovina al mercado europeo. Junto a la planta que actualmente tiene en actividad, el frigorífico Faimali SA tiene previsto faenar 450.000 ejemplares de carne ovina, lo que lo ubicaría como la empresa procesadora de carne ovina para exportación más grande del país.

Actualmente, Faimali también realiza el procesamiento de Estancias de la Patagonia, un grupo de productores que se asociaron en forma directa para hacer frente a la crisis y que exportan carne ovina al mundo.

A través de Estancias, los productores aportan al sistema, éste se encarga de la cadena de la comercialización y le aseguran al productor el cobro final de la mercadería.

"En la última zafra, faenamos para Estancias 240.000 cabezas de ganado. Con la nueva planta, esperamos alcanzar las 450.000 cabezas, tanto de productores de Estancias como de otros que acerquen sus productos", afirmó a LA NACION Enrique Jamieson, presidente de la firma, que funciona en la provincia hace 18 años.

Con la apertura de la planta, se crearán 150 puestos de trabajo en forma directa y 50, en forma indirecta, y según las previsiones, en noviembre, cuando empieza la zafra, la planta estará en plena actividad.

"Hace dos años detectamos que iba a haber un faltante de fábricas para procesar toda la materia prima que iba a proveer el sector primario. Teníamos la planta, y durante un año invertimos para ponerla a punto", explicó el ejecutivo, que destacó que se trata de una planta moderna "que cumple con todas las exigencias que piden Estados Unidos y la Comunidad Europea".

Expectativas favorables

La capacidad de faenamiento será de 2200 animales por turno y tiene la posibilidad, si las demandas lo exigen, de realizar hasta dos turnos diarios.

Jamieson explicó que el frigorífico está dedicado exclusivamente a un nicho de mercado: "Apuntamos a ser el procesador de carne ovina más grande del país", dijo Jamieson.

Respecto de las expectativas del sector, el empresario opinó que hay un importante espacio de crecimiento en la actividad primaria.

Además, evaluó que "hay una serie de condiciones que son beneficiosas para todo lo que es la producción agropecuaria argentina, producto que se ha trabajado bien en la actividad primaria". Finalmente, confió en que "la exportación del cordero se ha recuperado muchísimo y se aprecia mucho más el cordero de la Patagonia en el mundo".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?