Beethoven, recreado con idoneidad

(0)
23 de septiembre de 2004  

Concierto del Trío Clásico de Buenos Aires , formado por Oleg Pishénin (violín), Carlos Nozzi (violonchelo) y Cristina Filoso (piano), organizado por Ars Nobilis para su Sexto Festival Beethoven. Programa: Trío Op. 1 N° 3, en Do menor; Variaciones Kakadu Op. 121 (a), en Sol mayor, y Trío Op. 97, en Si bemol mayor ("Archiduque"). En el Auditorio Ameghino.

Renovado interés revistió la segunda audición del Trío Clásico de Buenos Aires en el Festival Beethoven, que este año formuló Ars Nobilis. Quienes lo constituyen, intérpretes de probado profesionalismo, reservaron para este nuevo encuentro la ejecución del Trío "Archiduque", obra de cámara que fue estrenada en Viena en 1814 y que constituyó la última oportunidad en que el compositor, al piano, tocaría en público. La audición reservaría, además, una obra pocas veces incluida en los conciertos: las Variaciones "Kakadú" Op. 121, en Sol mayor, que gallardamente figuran junto a la serie de variaciones para diferentes combinaciones instrumentales que hizo sobre temas de Mozart o Haendel.

Encabezó el programa el Trío Op. 1 N° 3, en Do menor, obra de juventud que el compositor consideraba el mejor de los tres pertenecientes al mismo Opus y que tras sus lentos compases de introducción muestra claramente el dinamismo de la energía beethoveniana en acción, que no deja lugar a dudas, aun dentro de los moldes formales heredados de Haydn y Mozart. El grupo exhibió buen ajuste y equilibrio, y principalmente un rendimiento parejo que tendría después momentos sumamente logrados. Las frases afirmativas del Allegro con brio, algunas con intensidad lírica, los silencios expresivos y el desarrollo de ideas conceptualmente bien enlazadas dieron cuenta de un enfoque acertado de los intérpretes. En el Andante cantabile con variazioni, sobre un piano casi mozartiano se evidenciaron la calidad emotiva de las cuerdas y el soporte siempre eficaz del piano, especialmente en la última variación, en la que las cuerdas expresan un lirismo doliente con expresivos acentos. El animado carácter rítmico del Menuetto que siguió, aun con acentos firmes, contrastes dinámicos y arpegios de despliegue virtuosístico en el piano, signó cierta expresión melancólica. Gran solvencia expositiva tuvo el Prestissimo final, con pujante dinamismo y logrado dúo de las cuerdas sobre el dramatismo expresado por el piano, insistente y enfático, en la tonalidad de Do menor.

Combinaciones sonoras

Las Variaciones sobre el tema "Ich bin der Schneider Kakadu" (Soy el sastre Kakadu), o Variaciones "Kakadu" en Sol mayor Op. 121 (a), originadas en la ópera "Die Schwestern von Prag" (Las hermanas de Praga) de Muller, con su profusión de ideas, revela la permanente inquietud del compositor por hallar nuevas combinaciones sonoras. El pujante Adagio assai inicial, con un tema grave en Sol menor, con piano y violonchelo, y un violín con figuraciones del mismo tenor, constituye el enunciado melódico sobre el que se elaboran las diez variaciones. La construcción posee singular coherencia, y sobre ella los intérpretes pusieron de relieve la atrayente variedad de juegos contrapuntísticos y de colores expresivos que encierra. Particular intensidad tuvo la novena variación, donde se vuelve a la tonalidad menor del comienzo, con un piano que fue relevante en la expresión dramática seguido por la honda expresividad de Nozzi en el violonchelo.

La culminación de este recital la constituiría la interpretación del Trío Op. 97 en Si bemol mayor ("Archiduque"), compuesto en 1811 por Beethoven en honor al archiduque Rodolfo de Austria. Esta obra se destaca por su originalidad y su fresca inspiración, pero asimismo constituye un verdadero paradigma del género válido para todo el siglo XIX. La grandeza y el esplendor de sus líneas, que los intérpretes destacaron desde su comienzo, con amplia sonoridad, llegaron a tener carácter "orquestal". La elegancia y el brillo de sus acordes, el tema esbozado por el violonchelo y las respuestas del violín sobre el trémolo del piano en el Allegro moderato inicial, por ejemplo, fueron significativos del dominio con el que abordaron los intérpretes toda la obra. El célebre Minué en Sol mayor llegó al final como respuesta a los aplausos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.