Parmalat vende su filial local a un empresario argentino

Sergio Tasselli, el dueño de Metropolitano, a punto de comprar la firma láctea
Alfredo Sainz
(0)
25 de septiembre de 2004  

La filial local del grupo italiano Parmalat está a punto de tener un nuevo dueño y es argentino. Ayer se terminó de sellar un principio de acuerdo para la venta de la firma láctea, que cuenta con tres plantas de producción en la Argentina.

Por el momento, el único dato confirmado es que el comprador es un grupo argentino y el nombre que trascendió es el de Sergio Tasselli, el propietario del tren Metropolitano y del molino Bruning, entre otras compañías.

El otro candidato que estuvo hasta último momento pujando para quedarse con Parmalat Argentina es el productor agropecuario Jorge Cinque.

En el camino, en forma definitiva, quedaron los tres fondos de inversión que hasta hace unas semanas compitieron por quedarse con la firma láctea. Se trata de AIG, Pegasus y Dolphin.

En principio, Tasselli y Parmalat habrían llegado a un arreglo, aunque la operación todavía debe pasar una serie de requerimientos legales. El anuncio oficial del nombre del ganador sólo se produciría en un plazo de tres a cuatro semanas, una vez que se completen los procedimientos de aprobación de la venta en diferentes niveles del gobierno italiano.

Apuesta alimentaria

La autorización oficial es clave, ya que la casa matriz del grupo lácteo, Parmalat S.p.A., se encuentra bajo administración extraordinaria del gobierno de Italia por medio de un comisionado designado por el Ministerio de Actividades Productivas de ese país.

Si finalmente se confirma que Tasselli es el nuevo dueño de Parmalat la adquisición de la compañía láctea significará un fuerte impulso para el proyecto de crecimiento en el negocio de alimentos que tiene el empresario local.

Tasselli ya controla al molino harinero Bruning y el ex frigorífico Santa Elena.

Por fuera del negocio de los alimentos, el grupo además es dueño de la metalúrgica Aceros Zapla, de Metropolitano y de la fabricante de tractores Agrinar. Además, es socio del sindicato de Luz y Fuerza en varias distribuidoras eléctricas. Tasselli también estuvo detrás de la fallida privatización de la mina de Río Turbio, que hace tres años volvió a manos del Estado.

El otro nombre que circulaba hasta última hora de ayer, aunque con menos fuerza, es del empresario del campo Jorge Cinque.

Este último está en el negocio lechero desde hace 30 años y es dueño de la cabaña Santa Marta y de varios campos en Lobería y Carmen de Areco, donde tiene explotaciones ganaderas y cultivos de soja.

Valor agregado

La decisión de Parmalat Italia de desprenderse de su filial en la Argentina se tomó hace más de seis meses, aunque la venta se fue dilatando debido en gran parte al alto nivel de endeudamiento de la compañía.

Los pasivos de la compañía local rondarían los 200 millones de pesos, igualando de esta manera a sus ingresos anuales. El precio que habrían pagado los compradores rondaría los US$ 20 millones, más la asunción de la deuda.

El traspaso de la empresa incluye las marcas Gándara y Yogurbelt y las tres plantas que tiene Parmalat en la Argentina, ubicadas en Pilar, Chascomús y Lamarque (Río Negro).

Pese a la decisión de la casa matriz de la compañía de irse de la Argentina, la filial local de Parmalat continuó peleando durante todo el año los primeros puestos en ventas en varias categorías de alto valor agregado, como quesos, postres, flanes y dulce de leche.

Cambio de manos

  • Parmalat Argentina cerró 2003 con una facturación de $ 190 millones, lo que implica un crecimiento del 11% frente a 2002.
  • La empresa cuenta con tres plantas de producción en Pilar, Chascomús y Lamarque (Río Negro) y emplea a más de 1200 personas.
  • Con sus marcas Parmalat, Gándara y Yogurbelt pelea los primeros puestos en venta en varias categorías de alto valor agregado, como quesos, postres, flanes y dulce de leche.
  • Parmalat Italia anunció hace más de seis meses la venta de la filial, pero su alto endeudamiento complicó el cierre de la operación. Los pasivos de la firma rondan los $ 200 millones.
  • En la recta final para adquirir la firma quedaron los empresarios locales Sergio Tasselli y Jorge Cinque, mientras que los fondos de inversión AIG, Pegasus y Dolphin están totalmente descartados.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios