El Personal Fest, alternativo e intenso

El Club Ciudad de Buenos Aires fue sede de dos noches vibrantes con Morrissey, Blondie, PJ Harvey y Pet Shop Boys como vedettes; The Mars Volta y Rinoçerose, impresionaron por su versatilidad
(0)
7 de noviembre de 2004  • 12:41

Un gigante espacio alternativo tuvo lugar en el Club Ciudad de Buenos. El Personal Fest, con una convocatoria de más de 20 mil personas por día... trajo un verdadero festival de música, que despegó en intensidad por la novedad y categoría de sus figuras internacionales.

El sábado tuvo su versión más impactante...

La jornada comenzó temprano, Virus tocó cuando el sol aún tenía intensidad. La noche tomó fricción con la aparición de Gustavo Cerati y un potente set rockero, donde "Vértigo", la nueva adquisición del ex Soda, tomó el protagonismo de su show.

El momento de los clásicos llegó con "Atomic" y "María", puntos más altos de Blondie. La legendaria banda llenó de recuerdos la escena local, cuando la voz de Debbie Harry se hizo dueña del Main Stage.

La vuelta de Morrisey volvió a sacudir a sus fans argentinos. El líder de The Smiths tuvo máxima convocatoria en la noche del sábado con la presentación de su último álbum, "You Are The Quarry", y dejó a sus seguidores con sed de más clásicos.

El cierre y uno de los momentos más vibrantes estuvo a cargo de Rinoçerose. Los franceses volvieron a impresionar a un público que se encontró con un sonido impactante por intensidad, amplitud y versatilidad.

Los mexicanos Kinky, Soulwax y las atrapantes interpretaciones de Death in Vegas con su rock psicodélico y electrónico, anticiparon el cierre del balcánico Goran Bregovic, en el segundo escenario.

Pero todo comenzó el viernes...

The Mars Volta, en el Main Stage, causó sensación en su primera visita al país. El sexteto norteamericano sacó a relucir lo mejor de su música, con un sonido realmente impactante, un set de canciones largas y poderosas y un verdadero show arriba del escenario. Los chicos oriundos de Puerto Rico no dejaron dudas de lo progresivo de su rock.

PJ Harvey, uno de los número fuertes, puso en llamas la noche del viernes con temas de su último disco "Uh Huh Her" y algunos clásicos. La atrapante voz de Polly Jane fue la cabeza de una formación compacta y sin ningún tipo de ataduras.

El tecno más puro llegó con Pet Shop Boys y su lluvia de hits. Con un puesta que puso énfasis en la intensidad de sus luces, Neil Tennant y Cris Lowe pusieron a bailar a varias generaciones de fans, que enloquecieron con versiones como "Rent" y "West End Girls" entre otras.

Otras presentaciones fueron las de Jorge Drexler y Bebel Gilberto en el escenario alternativo, y el cierre con la poderosa banda escocesa de rock Primal Scream puso fin al primer día.

Con saldo positivo

Lo comprimido y superpuesto de la programación -con retrasos en los horarios de los shows- atentó muchas veces con la diversidad del festival.

Aunque el resto de la organización no tuvo fisuras y abundó en eficiencia y comodidad, en particular la mejoría del sonido comparándolo con el resto de los Festivales. Todo un detalle que presagia un nuevo evento para el año próximo...

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios