Suscriptor digital

De la Sota se separó de su esposa, Olga Riutort

Ella mantendrá sus cargos políticos
(0)
12 de noviembre de 2004  

CORDOBA.- Desde hace dos semanas, José Manuel de la Sota vive en el chalet de la Casa de Gobierno reservado para residencia del mandatario provincial, mientras que Olga Riutort se encuentra en estos días fuera de Córdoba, alejada de los trajines políticos o gubernamentales.

Esa distancia que media entre uno y otro es el mayor testimonio de un divorcio que ayer dejó de ser rumor: efectivamente, el matrimonio decidió separarse, poniendo fin a un vínculo conyugal de tres lustros. Ambos ocupaban bancas en la Cámara de Diputados de la Nación y allí fue donde comenzó una relación que terminó en casamiento.

En la sede del Ejecutivo local los funcionarios se escudaron ayer en que se trataba de un asunto de estricta índole privada para evadir cualquier comentario al respecto. Pero finalmente una fuente segura reconoció la ruptura.

"Es real", confirmó el informante al ser consultado por LA NACION. Y agregó: "Han decidido separarse e iniciarán el proceso de divorcio. Lo han acordado en buenos términos, sin problemas. Por supuesto, no conozco ningún detalle acerca de los motivos y tampoco cabe que hablemos de ello, porque es una cuestión absolutamente privativa de ellos".

El único dato que se añadió a ese comentario fue que Riutort "va a seguir ocupando sus funciones de asesora ad-honórem del Ejecutivo y presidenta del Consejo Provincial de la Mujer".

Aparte, el 24 del mes último, Riutort fue elegida presidenta del Consejo del poderoso circuito de la capital del Partido Justicialista, un puesto clave y una porción significativa en la estructura de poder partidario.

De paso, ese mismo domingo, el gobernador quedó como dueño absoluto del consejo provincial del PJ, que presidirá hasta 2008, un año después de que concluya su mandato al frente de la administración local.

Nadie imagina, por ahora, que el poder capitalino será utilizado por Riutot para levantar vuelo para también despegarse del delasotismo. "Eso es impensable, porque el verdadero poder es el del gobernador", razonó un dirigente cercano al mandatario.

Por lo pronto, Riutort, según trascendió ayer, se tomó un período de descanso en Brasil y en San Juan, provincia de la cual es oriunda.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?