Suscriptor digital

La UBA niega el diploma de honor a Firmenich

(0)
18 de marzo de 1997  

La Facultad de Ciencias Económicas de la UBA aprobó por unanimidad el rechazo a la distinción a Mario Firmenich, quien se graduó de licenciado en Economía con un promedio de 8,97 en sus calificaciones, lo que lo habilitaría para recibir el diploma de honor.

Pese a que en diciembre del año último el Consejo Directivo otorgó la distinción al ex jefe montonero por tener una nota promedio superior a ocho puntos, el cuerpo aprobó ahora una resolución en la que excluye a Firmenich del beneficio.

El cuerpo fundamentó su decisión en que "no existen constancias de que el flamante graduado esté imbuido del espíritu de rectitud moral y responsabilidad cívica" en que debe fundarse la comunidad universitaria.La negativa será analizada por el Consejo Superior de la UBA y, al parecer, la única vía abierta que le queda a Firmenich es recurrir a la Justicia.

La vía judicial, el único recurso de Firmenich para lograr el diploma

La Facultad de Ciencias Económicas de la UBA le niega la distinción honorífica.

Si el ex jefe montonero Mario Firmenich quiere su diploma de honor, por su performance como mejor promedio de la promoción 1995 de la Facultad de Ciencias Económicas, tendrá que apelar a la Justicia.

La decisión unánime del Consejo Directivo en contra de la mención honorífica a Firmenich torció así la resolución 4119 del decano Rodolfo Pérez, firmada en diciembre último.Para consolidar el rechazo, susentado en una resolución aprobada el 6 de este mes, el asunto será abordado por el Consejo Superior.

Las razones invocadas para negarle la distnción honoraria al ex jefe montonero fueron dos: que la universidad infunde en sus componentes "el espíritu de rectitud moral y de responsabilidad cívica" y que "ni antes ni ahora" el graduado Firmenich reúne tales valores.

Consultado por La Nación, el decano Rodolfo Pérez no se mostró en principio de acuerdo con la decisión del Consejo Directivo. "Las razones son bien flojas. Es cierto que ya había un ambiente negativo en la facultad para darle el diploma de honor, pero también es cierto que la Justicia puede otorgarle la razón y se lo tendríamos que entregar".

Pérez dijo ser proclive a "cumplir con el estatuto que prevé esta distinción para los alumnos que se reciben con más de 8 de promedio. Es cierto que Firmenich se recibió en más tiempo del previsto, pero estaba preso y cumpliendo una condena mientras estudiaba".

El decano de Ciencias Económicas explicó que "ahora, el Consejo Superior se expedirá sobre el asunto. En principio, el tema podría ir a las comisiones de Asuntos Jurídicos, y de Intepretación y Reglamento, y en dos meses se abordaría en sesión".

Sin esperar la pregunta periodística, subrayó: "No hablé con Shuberoff y no sé que piensa. Creo que si se hubiera seguido el trámite callado y sin hablar de la cuestión, el diploma se hubiera entregado y nadie se habría enterado. Ahora se le dio una trascendencia innecesaria que va a durar dos meses".

Por cierto, el comentario es insólito pero no aborda el punto central.La controversia se vincula con que el diploma "de honor" tiene como destinatario a uno de los personajes políticos más severamente cuestionados de nuestro país.

Yo, el peor de todos

"El problema empezó cuando se le permitió estudiar en la UBA. Somos contradictorios. Si no le pusimos restricciones para estudiar en nuestras aulas, no veo por qué ahora le negamos un diploma", expresó.

La historia comenzó el 9 de diciembre de 1996, con la resolución del decano Pérez, fundada en que el ex dirigente peronista reunía las condiciones estipuladas para tal distinción. Gracias a su 8,97 de promedio en calificaciones, integró la prestigiosa nómina con Axel Kicillof, Cosme César Di Vagno, Mariano Asz y Adriana Rodríguez.

Firmenich estudió licenciatura en Economía. Los otros graduados de la lista cursaron las carreras de actuario, sistemas y contador público.

La resolución de Pérez provocó profundo malestar no sólo en entre los alumnos de dicha unidad académica, sino también en el radicalismo universitario. Por ello, la Juventud Radical porteña reaccionó con firmeza ante la posibilidad cierta de que el ex montonero se despidiera de la UBA con una distinción honorífica bajo el brazo.

La comentada resolución del Consejo Directivo se opuso a la entrega del galardón, fundada en que "la universidad es una comunidad que infunde (en sus componentes) el espíritu de rectitud moral y responsabilidad cívica" y que en el "alumno Mario Eduardo Firmenich no existe constancia de que esté imbuido -antes y ahora- de tales valores". Debido a su ausencia "ha merecido condenas judiciales firmes, sólo atemperadas por el indulto presidencial".

El decano recordó que "cuando se recibió, Firmenich no juró en ceremonia pública. Creo que lo hizo para evitarnos un problema".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?