Suscriptor digital

Dos miradas de la misma obra

(0)
27 de noviembre de 2004  

No es común que en un festival se encuentre dos veces la misma obra. Pero en este caso había más de una razón para que adquiriera un sentido muy especial. En primer lugar se trataba de "Eva Perón", de Copi, que nunca se estrenó en nuestro país; en segundo, porque se iba a realizar con dos miradas distintas.

Una, la que propuso Gabo Correa, en su debut como director. Como se mencionó en estas páginas, esta versión local se vio muy formal, como conteniendo todo desborde actoral. Y aunque no se puede hablar de deficiencias, sí se puede entender que, por tratarse de una farsa paródica, cambiar el estilo puede contribuir a modificar el significado.

Esto no representa bajo ningún punto de vista que se puedan hacer distinciones cualitativas, sino que se trata de apreciar cuál se aproxima más al espíritu del autor. En este sentido, la versión de Di Fonzo Bo es la más cercana.

En esto mucho tiene que ver la situación de Correa que jugó de local frente a su propio público y con una temática que podía resultar muy sensible para algunos espectadores. En cambio, para Di Fonzo Bo, la situación de invitado lo hacía menos vulnerable a cualquier planteo político-social.

Las dos propuestas terminan por ser válidas en cuanto representan la mirada de cada director, pero lo importante para la apreciación es la intención y las estéticas que señaló el autor.

En este sentido, Di Fonzo Bo estuvo muy cerca de ese sentido ácido y corrosivo que Copi le quizo imprimir a ésta y a toda su obra.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?