Prat-Gay, banquero del año

La revista Euromoney lo distinguió por su labor al frente del Banco Central
(0)
28 de noviembre de 2004  

En el mismo mes en que Alfonso Prat-Gay se alejó de la presidencia del BCRA, la revista Euromoney lo nombró "presidente de banco central del año". De acuerdo con la publicación, el economista supervisó "extremadamente bien" un sistema bancario apenas rentable e insolvente. Y comenzó a desarrollar las herramientas necesarias para medir cómo funciona la economía.

Con su estrategia, consiguió, según la revista, resultados llamativos: una "moneda estable, un sistema bancario rentable y tipos de cambio más bajos que cuando en esencia lo fijaba la Reserva Federal de Estados Unidos". Para Euromoney, no quedaba nada del Banco Central y Prat-Gay lo fue reconstruyendo. Según señala, "tuvo que construir y contratar personal para la institución mientras administraba la oferta monetaria argentina, ateniendo a la divisa y tratando de obligar al sector bancario a ponerse en forma".

"Prat-Gay -sostiene el artículo- se encontró con una misión casi imposible cuando heredó la zona de desastre que era el sistema bancario." Y consiguió revivir la oferta crediticia con la abolición de viejas reglas que "hacían una pesadilla dar crédito" y con la implementación de una tasa uniforme del ocho por ciento de adecuación de capital. "Ya no se obligaría a tomar deuda del Estado como si fuera de riesgo cero: los bancos podrían y deberían tomar sus propias decisiones respecto de a quién prestar", destaca Euromoney.

Respeto

Pero para la publicación el mayor logro del economista fue bajar las tasas de interés. En esa línea, destaca que "cuando asumió, el mayor plazo al que podía emitir deuda el Banco Central era seis meses y eso sólo a una tasa del 52 por ciento. Hoy, el Central puede emitir deuda en plazos de hasta tres años". Euromoney también elogió la fortaleza con la que Prat-Gay antepuso sus convicciones a las del Fondo Monetario Internacional y distinguió la estrategia de mantener "flojas las riendas monetarias".

Por otro lado, enfatizó que "incluso los más vehementes oponentes del país respetan al economista", entre ellos, Hans Humes, copresidente del Comité Global de Tenedores de Bonos de la Argentina. Y concluyó: "Por primera vez desde que se recuerde, el banco central argentino es una institución fuerte, respetada internacionalmente".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios