Ardió la cabeza de un reo en la silla eléctrica

Espeluznante: fue acusado de asesinar a una maestra en 1982; la hija de la víctima y el Papa pidieron clemencia para el reo.
(0)
26 de marzo de 1997  

STARKE, EE.UU., 25 (AP) - Llamas de unos 30 centímetros salieron de la máscara facial de un imigrante cubano ejecutado esta mañana en la silla eléctrica, por haber asesinado en 1982 a puñaladas a una maestra que era su vecina.

Pedro Medina, de 39 años, murió poco después de salir el sol, dijo una vocera del gobernador Lawton Chiles del Estado de Florida.

"Todavía soy inocente", fueron sus últimas palabras.

Llamas azules y anaranjadas salieron del lado derecho de la cabeza de Medina y ardieron entre seis y diez segundos, llenando de humo la cámara de ejecución.

Uno de los últimos visitantes del reo, el reverendo Glenn Dickson de la Iglesia Presbiteriana de Westminster, en Gainsville (Florida) dijo que "se podía oler un humo acre" durante la ejecución.

Tanto la hija de la víctima como el el papa Juan Pablo II habían pedido que se le conmutara la pena.

Medina fue el primer inmigrante cubano ejecutado en la Florida, dijo el abogado Richard Martell, que defiende casos de sentencias de muerte para el estado.

Medina fue uno de los 125.000 cubanos que llegaron a Estados Unidos en el puente marítimo del Mariel en 1980, y en 1982 fue declarado culpable del asesinato de la maestra Dorothy James, de la ciudad de Orlando.

Un jurado lo halló culpable de haber apuñaleado a James, de 52 años y que era su vecina. Su cadáver fue encontrado junto con su automóvil en el norte de Florida pocos días después del asesinato.

Dentro del automóvil había un cuchillo que se cree que fue el arma homicida.

La hija de la víctima se opuso a la ejecución, y el papa Juan Pablo II intercedió en nombre de Medina.

Cuando Medina se había mudado a Orlando tuvo como vecina a James, quien enseñaba educación física en una escuela primaria.

El nuncio apostólico en Estados Unidos, arzobispo Agostino Cacciavillan, escribió a mediados de enero al gobernador Chiles en nombre del pontífice, reiterando el pedido de clemencia.

"Un gesto de clemencia en este caso contriburía en gran medida a promover en la sociedad la no violencia y el respetuo mutuo y el amor", escribió Cacciavillan.

Falló el sistema de encendido

TALLAHASSEE, EE.UU., 25 (Reuter).- La silla eléctrica funcionó mal durante la ejecución que se realizó hoy en el Estado de Florida.

Las autoridades penitenciarias de la prisión de Starke activaron el dispositivo de encendido de la silla eléctrica y una llamarada de 18 centímetros de alto y una nube de humo surgieron de la parte derecha de la cabeza del asesino Pedro Medina, informaron funcionarios correccionales.

La vocera del Departamento Correccional de Florida, Kerry Slack dijo que el fallo en la silla produjo una nube de humo que se expandió a toda la cámara de ejecución. Las autoridades decidieron que se abriera una ventana para dejar salir al humo que comenzaba a cubrir toda la sala.

Sin interrupción

A pesar de la llama y el humo, Slack dijo que la ejecución no se interrumpió y Medina pareció reaccionar a las descargas letales de electricidad en forma similar a lo sucedido en las ejecuciones anteriores.

Medina, un cubano "marielito" de 39 años, fue declarado muerto a las 7:10 de la mañana .

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?