La Argentina, sede de un foro de ciencias sociales

Lo anticipó a LA NACION el subdirector general de la Unesco
Mariano De Vedia
(0)
12 de diciembre de 2004  

Con el propósito de reunir al mundo de los investigadores con los gobiernos, que son tomadores de decisiones, y las organizaciones civiles, la Unesco realizará en septiembre de 2005 el Forum Mundial de Ciencias Sociales.

Y la sede será en Buenos Aires, anticipó a LA NACION, durante su visita al país, el subdirector general de la Unesco, Pierre Sane, que llegó para dar los primeros pasos del encuentro.

Acompañado por el doctor Francisco Delich, quien ya puso manos a la obra como director ejecutivo del foro, Sane se reunió con el rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Guillermo Jaim Etcheverry, quien comprometió la participación de la institución en la organización del foro, junto con el gobierno porteño.

El foro se hará del 5 al 8 de septiembre en Buenos Aires, con actividades complementarias en Córdoba y en Rosario, y se espera la participación de 1000 científicos de todo el mundo.

Nacido en Senegal, Sane es la máxima autoridad de la Unesco en el área de las ciencias humanas y sociales. También mantuvo reuniones con los ministros de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y de Educación, Daniel Filmus, quien será el presidente del encuentro, como titular de la Comisión Nacional de la Unesco.

"Siempre existieron actividades propias de los investigadores, reuniones separadas de los que toman decisiones y foros de la sociedad civil. Pero es la primera vez que la Unesco reunirá a los tres sectores juntos para fortalecer la necesidad de invertir en la investigación en ciencias sociales y mejorar la relación entre las redes ya existentes en el mundo", precisó Sane.

-¿Tienen objetivos comunes estos tres actores del universo de las ciencias sociales?

-Aun en el interior de cada sector los objetivos pueden ser distintos. Y cada uno tiene un rol diferente. Los une la necesidad de estudiar la realidad y pensar políticas basadas en el conocimiento científico de esa realidad.

-¿Hay en este siglo un nuevo mapa de necesidades?

-Todas las sociedades están influidas por el proceso de globalización. El imperativo es desarrollar políticas sociales que permitan contrabalancear los efectos negativos de la globalización.

-¿Todos coinciden en identificar los mismos efectos negativos de la globalización?

-Algunos piensan que la globalización tiene efectos positivos. Otros piensan que tiene únicamente efectos negativos. Pero todos están de acuerdo en que hay efectos negativos de la globalización. Se trata de saber qué política social puede contrabalancear esos efectos negativos.

-¿Hay modo de atenuar esos efectos negativos?

-Es una cuestión de voluntad política. Todos coinciden en que la pobreza ha aumentado en todo el mundo y en que las migraciones internacionales son ahora un problema más importante que hace veinte años. Las soluciones a estos problemas hay que buscarlas en ciencias sociales.

-¿Las ciencias sociales tienen hoy peso en la toma de decisiones del sector político?

-No lo suficiente. La mayor cantidad de fondos para investigación van hacia las ciencias duras. Sin investigación en las ciencias sociales será muy difícil corregir los problemas.

-¿Hubo algún momento en que tuvieron importancia?

-En América latina hubo una edad de oro de las ciencias sociales, ligada a la lucha contra las dictaduras. Tal vez la gente creyó erróneamente que con el advenimiento de la democracia el sostenimiento de las ciencias sociales iba a ser importante. Y eso no ocurrió. Por las opciones económicas que se hicieron se ha forzado a los investigadores en ciencias sociales a convertirse en consultores o a trabajar de manera que no pusieran en discusión las opciones económicas de turno.

-¿A quiénes se va a convocar?

-A las comunidades científicas y académicas de todos los continentes, a los ministros de Desarrollo Social, que tendrán su propia reunión cumbre, y organizaciones de la sociedad civil. Esperamos tener la presencia de fundaciones y entidades que promueven y ofrecen fondos para estas actividades. Queremos un nuevo compromiso de la sociedad internacional con las ciencias sociales.

-¿Por qué se eligió hacerlo en Buenos Aires?

-Pensamos que el foro debía hacerse en América latina por la tradición y la contribución de esta región a las ciencias sociales. Cuando avanzaron las conversaciones con el gobierno argentino, la Unesco recibió una respuesta muy positiva.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios