Suscriptor digital

Murieron Cuciuffo y Nito Veiga

(0)
12 de diciembre de 2004  

Caía la noche del sábado y dos noticias golpearon al mundo del fútbol: las muertes del ex futbolista José Luis Cuciuffo, de 43 años, en un accidente durante una cacería en el campo San Blas, del partido de Bahía Blanca, y el DT NIto Veiga, de 76 años, como consecuencia de varios problemas de salud, en el hospital Fiorito, de Avellaneda.

Anoche, poco después de las 22, se supo de la trágica muerte de Cuciuffo mientras estaba de cacería. Según se informó, a las 21.30, recibió un impacto de bala de su propia arma, en la zona hepática.

Cuciuffo aparece asociado al Mundial de 1986, convocado por el DT Carlos Bilardo; con 21 partidos en la selección, encontró su lugar en el equipo que se adjudicó el título con Diego Armando Maradona a la cabeza, fiel a su estilo aguerrido y generoso en el despliegue. Se desempeñó en Vélez y Boca; se inició en Chaco For Ever y también pasó por Talleres, Nimes, de Francia, y Belgrano, de Córdoba.

En Boca logró la Supercopa en 1989 con aquel equipo que dirigía Carlos Aimar. Actualmente, era el DT del club Sportivo 24 de Septiembre, de Arroyito, y dirigía escuelas de fútbol en Córdoba, tras una experiencia como ayudante de campo de Belgrano.

La otra noticia dolorosa fue la muerte de Nito Veiga. El DT fue internado el martes último en el hospital Fiorito y falleció anteanoche; ayer, sus restos fueron inhumados en el cementerio de Avellaneda.

Veiga fue un técnico de una vasta trayectoria, ligado al club de sus amores: Independiente. Se recuerda su hombría de bien y un buen ojo para la elección de los jugadores: aceptó el ingreso en el club de Avellaneda de Ricardo Bochini, nada menos. Entre otros equipos, dirigió a Argentinos Juniors, relacionado con los comienzos de Fernando Redondo; San Lorenzo y Gimnasia y Esgrima La Plata, con un logro inolvidable: el ascenso a primera en 1984. Justamente, ligado a su pasión futbolera, Nito Veiga aportó su experiencia en los últimos años en equipos de ascenso, como Barracas Central, entre otros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?