"Estoy ansioso por jugar con mi ídolo"

Rodrigo Palacio, flamante refuerzo de Boca, cumplirá el sueño de estar con Guillermo Barros Schelotto: "Entrar en la Bombonera será increíble", dijo
(0)
26 de diciembre de 2004  

Aún debe pellizcarse para darse cuenta de que aquellos sueños de pibe, de cuando jugaba para el equipo del barrio, del Club Bella Vista, en su Bahía Blanca natal, ya son una realidad. Porque Rodrigo Palacio, de 22 años, fue una de las revelaciones de la última temporada y a partir del 9 de enero próximo se pondrá la camiseta de Boca.

La incorporación del joven delantero que descolló en Banfield, con siete goles en el último torneo Apertura y buen fútbol, se adelantó seis meses por el acuerdo económico al que llegaron dirigentes de ambas instituciones. "Todo esto es increíble para mí. Pensar que voy a jugar en uno de los equipos más grandes y el más popular. Además, estoy ansioso por jugar con mi ídolo, Guillermo Barros Schelotto. Todo esto me apasiona y me emociona", dijo Palacio.

No fue casualidad que varios medios, entre ellos LA NACION, calificaron al delantero con 10 puntos por sus notables desempeños ante Gimnasia y Esgrima La Plata e Independiente, en los que convirtió dos goles en cada uno de estos partidos. Pero él no cambió su esencia.

Más allá de esta importante transferencia, mantiene el perfil bajo: "Por lo que pude demostrar en Banfield y por este pase, todos hablan de mí, pero me abstraigo de todo. No quiero marearme. Soy consciente de que todavía tengo mucho para mejorar. Al menos ya lo hice en la definición, porque antes me gustaba más desbordar para que otro definiera; ahora soy más encarador. Estoy sorprendido porque todo me sucede muy rápido. Hace poco más de dos años estaba jugando en el Argentino B, donde debuté en la primera del querido Bella Vista, a los 17 años", comentó Palacio, que ahora tendrá como compañeros de ataque al Mellizo, Delgado y Palermo, entre otros.

Tenía tantas ganas de despejarse, que esta semana, con algunos amigos, se fue de vacaciones a Monte Hermoso, sin celular, para desenchufarse del tema.

Con respecto a la negociación con el club de la Ribera, la historia es la siguiente: en julio último, Boca le adquirió el 17,5% del pase a Banfield, para que a su vez, con esa ayuda económica, pudiera hacer uso de la opción del 35% por US$ 250.000, que le había fijado como opción Huracán, de Tres Arroyos, que mantiene el 65%. En ese momento, en la transacción se incluyó el 50% del pase de Daniel Bilos, por lo que Banfield, en total, recibió 850 mil dólares más el 40% del pase de Martín Andrizzi, que a partir del 5 de enero se sumará al plantel de Julio César Falcioni.

Pero la transferencia de Carlos Tevez a Corinthians, de Brasil, más el excelente rendimiento que tuvo Palacio en el último semestre, hizo que Boca anticipara su incorporación, por lo que, a cuenta de una futura venta, le anticipó 800 mil dólares más a Banfield.

Palacio todavía no se puso la camiseta de Boca, pero ya se ilusiona: "Me hubiese gustado jugar la Copa Libertadores con Banfield, por lo que representa para el club, aunque igual el gusto lo voy a tener en Boca. Entrar con esa camiseta en la Bombonera será increíble. ¿Si me desvela la selección? Es una ilusión que tengo, pero comprendo que todo debe llegar a su tiempo".

Su corta historia de futbolista cuenta con particularidades poco comunes, como que de adolescente tuvo que enfrentar a los equipos de Olimpo, que dirigía su padre, José Ramón Palacio -destacado delantero de este club en la década del 70- y al cual, luego, Rodrigo no quiso ir porque su padre tuvo problemas económicos -juicio por medio- con el actual presidente Jorge Ledo. Entonces, en 2002, un acaudalado empresario de Tres Arroyos, Roberto Botino (que hoy tiene 81 años), confió en los dichos de su padre y sin verlo jugar le compró el pase a Bella Vista en 60 mil dólares y se lo cedió a Huracán, del que es un permanente colaborador.

Otras características de este chico con pasta de crack, como lo definieron sus ex compañeros Javier Sanguinetti y Gabriel Amato, las ofreció su madre, María Isabel Alcalde: "Desde muy chico el fútbol lo desvela. Si hasta me costó mucho que terminara los estudios secundarios. Era muy travieso, pero de adolescente se hizo más centrado. De lo que doy fe es que, como hijo y como hermano, es excelente. Eso es lo que más le valoramos en la familia".

El propio futbolista confesó el motivo de la delgada y larga trencita que lo caracteriza: "Cuando estaba en Huracán, un día me rapé y sólo me dejé el suficiente cabello para hacerme esta especie de colita. Jugué, justo hice un gol y de ahí no me la corté más. Es mi cábala".

Con o sin ella, Rodrigo Palacio intentará confirmar en Boca todo lo que demostró en Banfield. La capacidad y el talento lo ayudarán para que el camino no sea tan complicado.

Bonjour, un DT que lo conoce bien

El técnico que lo condujo cuatro años y lo llevó a la primera de Bella Vista, Darío Bonjour, relató cómo fue la llegada de Palacio al fútbol grande: "Por conocer muy bien las condiciones de Rodrigo, en el último verano un día me animé a ir hasta la concentración de Banfield, en Necochea, donde hacía la pretemporada. Allí hablé con Julio César Falcioni y con su ayudante, Omar De Felippe, de quien soy amigo porque jugamos juntos en Mar del Plata, y les pedí que lo observaran, que lo llevaran unos meses a prueba, que Palacio no los iba a decepcionar. Por fortuna no me equivoqué. Rodrigo se merece todo esto y Boca disfrutará de un gran jugador".

Ficha personal

Nombre completo: Rodrigo Sebastián Palacio

Fecha y lugar de nacimiento: 5 de febrero de 1982, en Bahía Blanca

Estado civil: soltero

Sus padres: José Ramón Palacio y María Isabel Alcalde

Sus hermanos: Martina Belén, 24 años; Melisa Agustina, 16 y Gonzalo Gastón, 10.

Su novia: Wanda Cecilia Fernández, de 21 años.

Trayectoria: a los 8 años se inició en Infantiles del club Bella Vista, de Bahía Blanca, en el que debutó en primera a los 17, con participación en la liga local y en el Argentino B. En 2002 fue transferido a Huracán, de Tres Arroyos. En enero de 2004 pasó a Banfield y a partir del mes próximo jugará en Boca.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?