Suscriptor digital

López de Zavalía

El fallecimiento
(0)
7 de enero de 2005  

En San Miguel de Tucumán, su ciudad natal, luego de una larga enfermedad, falleció el martes último, a los 76 años, el reconocido jurista y ex conjuez de la Corte Fernando Justo López de Zavalía.

Destacado abogado de amplia trayectoria como tratadista y profesor universitario, López de Zavalía tuvo una vasta actuación en el ámbito público: fue diputado nacional por su provincia, de 1989 a 1993; miembro de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y conjuez, con desempeño efectivo, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En 1990 fue elegido convencional constituyente para la reforma de la Constitución de Tucumán, reforma de la que había sido su principal inspirador. A su instancia, esa convención sesionó completamente ad honorem. Cuatro años más tarde, integró en Santa Fe la Convención Nacional Constituyente que reformó la Constitución nacional.

En 1995, fue candidato a presidente de la Nación por Fuerza Republicana, el partido que presidía el ex gobernador de Tucumán general (R) Antonio Domingo Bussi.

López de Zavalía se doctoró en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires en 1951 y en 1959 obtuvo, por concurso, la cátedra como titular en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán. Comenzaba así su carrera de docente en el derecho, que seguiría también en las Universidades de Buenos Aires y Católica Argentina.

Prestigioso civilista fue autor de "Teoría de los Contratos"; "Derechos Reales"; "Curso Introductorio al Derecho Registral", entre otras obras.

En la Universidad de Tucumán integró el consejo superior y creó el Instituto de Enseñanza Práctica, del que fue el primer director.

Por su reconocida solvencia, la Academia Nacional de Derecho de Rosario lo designó miembro de número; la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires, miembro correspondiente, y la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, "Maestro del Derecho".

López de Zavalía fue un ferviente defensor, tanto desde la actividad pública como privada de sus principios cristianos. Era viudo de Julia Susana Franzini de Fleming, con quien había tenido cuatro hijos –Fernando, Julia, Javier y Carlos– que le dieron once nietos.

Sus restos fueron inhumados el martes último en el cementerio San Agustín, en la capital tucumana.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?