El primer grito: Boca ganó en Salta

Venció a Independiente por 2 a 0, con un golazo de Palacio --la gran figura-- y un cabezazo de Escalada; 18.000 hinchas xeneizes vibraron con el triunfo
(0)
19 de enero de 2005  

SALTA.- Boca tuvo la primera alegría del año. Le ganó a Independiente por 2 a 0, con un golazo de Rodrigo Palacio y un cabezazo del juvenil Escalada, y espera con muy buen ánimo el choque del próximo sábado ante River, en Mar del Plata.

El conjunto de Avellaneda, aunque llegó sin su entrenador César Luis Menotti y con varios juveniles, necesitaba reaccionar luego del traspié ante Racing, en Mar del Plata (1-3), y el empate con River en Mendoza (1-1). Aunque puso ganas, no le alcanzó para, al menos, conseguir la igualdad.

Para los xeneizes no fue un terreno desconocido, ya que esta ciudad sirvió de escenario en los primeros partidos de la última Copa Sudamericana, que se adjudicó el conjunto del Chino Benítez.

En Boca se observó el debut del brasileño Baiano y la presentación de Matías Donnet como enganche, el puesto tan polémico en los últimos días.

El conjunto de Benítez, que venía de empatar con Racing (1-1), en Mar del Plata, fue muy superior en el primer tiempo y si no hubiera sido por las intervenciones de Navarro Montoya, la diferencia hubiese sido más amplia. Porque tuvo juego y rotación con el Chelo Delgado y Rodrigo Palacio (ambos muy movedizos), más las proyecciones de Galarza y Baiano.

Las situaciones no tardaron en llegar. Un remate de Baiano, un cabezazo de Ormazábal, una aparición de Donnet tras una pared con Delgado; otro disparo del Chelo y un derechazo de Palacio. En todas respondió Navarro Montoya. Menos en la última, cuando apareció la figura de Palacio para capturar un rebote tras un tiro libre de Baiano y con una gran chilena poner el 1 a 0. El balón pegó en el palo, entró y le puso justicia al marcador.

Independiente apenas inquietó con un par de contraataques bien generado por Losada, aunque mal resuelto por el N° 10. Además, el juvenil equipo de los Rojos se vio obligado a hacer un cambio en los primeros minutos por la lesión de Esteban Rivas. Fue allí cuando ingresó el prometedor Lucas Ojeda, que batalló cada pelota con la defensa xeneize, aunque no se entendió con Víctor Sosa.

En el segundo período Boca mantuvo el protagonismo. Mientras, Independiente esperó el momento para buscar una réplica vía Losada y Sosa, pero Fabro y Morello estuvieron discontínuos y casi sin presencia ofensiva. Por eso, a los 17 minutos, el DT Outes dispuso el ingreso de Carboni por Fabro, para buscarle un socio a Losada.

La defensa que repitió el Chino Benítez (con Silvestre, Morel Rodríguez y Calvo), más el ingreso de Baiano por la derecha, no pasó demasiados sobresaltos; sólo en un envió desde la derecha de Carboni que controló bien Medrán.

El broche del partido llegó con el muy buen cabezazo de Escalada al primer palo (ingresó por Donnet) tras un centro del Chelo Delgado. Para que la alegría de Boca sea completa en la festiva noche de Salta.

  • Con la camiseta de 1981

    El sábado próximo, en el primer superclásico ante River, en Mar del Plata, Boca usará la camiseta que utilizó en el Metropolitano 81, cuando salió campeón con Diego Maradona y Miguel Brindisi, entre otros. Será el segundo modelo de los seis que presentará este año con motivo del centenario xeneize.
  • Insua se suma a Independiente

    Federico Insúa se sumará hoy al plantel que dirige César Luis Menotti en Mar del Plata. El volante firmó anoche su nuevo contrato con Independiente en la oficina de Julio Compañara, hombre fuerte de la entidad de Avellaneda, y dijo: "Antes de irme dije que si Independiente hacía un esfuerzo grande por retenerme, yo resignaba todo lo del pase a Rusia por jugar en la Argentina, que era lo que siempre quise. Resigné mucha plata, pero para mí es un orgullo jugar en Independiente".

    ¿Los otros refuerzos?, Independiente pretende un delantero (están en carpeta Nicolás Frutos y Aldo Osorio), un marcador central y un lateral por la izquierda. Menotti vería con buenos ojos que se llegue a un acuerdo con Cristian Díaz, que hace unos días estuvo entrenándose con el equipo.

  • El gol

    Palacio invita a soñar

    Con una espectacular chilena, el delantero convirtió su primer tanto con la camiseta de Boca. Será una noche que quedará grabada en su mente.

    El cambio

    Rivas no pudo lucirse

    El juvenil de Independiente salió lesionado a los 26 minutos. El atacante, una de las promesas del plantel, debió ser reemplazado por Lucas Ojeda.

    El debut

    Baiano, luces y sombras

    El lateral brasileño demostró buenas intenciones, aunque le faltó mayor decisión a la hora de atacar. Fue amonestado por una falta sobre Losada.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?