Suscriptor digital

Murieron los dos pilotos de una avioneta accidentada en Mendoza

La aeronave, que se dedicaba a combatir tormentas de granizo, se estrelló a 70 kilómetros de San Rafael
(0)
7 de febrero de 2005  • 12:10

SAN RAFAEL.- Una avioneta que se encontraba realizando actividades del Plan Provincial de la Lucha Antigranizo se estrelló hoy en la provincia de Mendoza y sus dos tripulantes murieron como consecuencia del impacto, informaron fuentes de la Fuerza Aérea.

La avioneta, una Cessna 340 matrícula N5790M, se accidentó en inmediaciones del departamento San Carlos, luego de perder contacto con la torre de control a las 3.40 de la madrugada, cuando los tripulantes avisaron que tenían combustible "sólo para una hora más de vuelo".

Como consecuencia del accidente murieron los pilotos Gabriel Giralda, de 41 años, de la localidad cordobesa de Río Cuarto y Alejandro Schaff, de 43 años, de la provincia de Buenos Aires, informó el gobernador provincial, Julio Cobos.

Cuando perdieron contacto con la torre de control, los tripulantes sobrevolaban las localidades de Agua del Toro y Pareditas, cerca del departamento de San Rafael.

Inmediatamente, se montó un operativo de búsqueda a cargo de dos aviones IA 63 Pampa y de dos helicópteros Lama, junto a personal policial, de Bomberos Voluntarios y Defensa Civil.

El avión siniestrado fue avistado en una zona inaccesible, ubicada en el cerro Gaspar, cerca de Pampa de los Leones, en el departamento de San Carlos, a unos 130 kilómetros al sur de la capital mendocina, informó Gendarmería.

Para llegar al lugar desde la ruta 143, que une el sur con el norte, se deben hacer 40 kilómetros por la ruta 40, hasta el puesto rural Los Miranda y desde allí, se debe continuar en moto o unimog unos 7 u 8 kilómetros por una huella, agregaron las fuentes consultadas.

Los pilotos tenían mucha experiencia de vuelo y habían trabajado en la empresa ´Weather Modification´, que había sido contratada en los últimos cinco años en Mendoza para operar contra el flagelo del granizo.

Los tripulantes del avión tenían la misión de combatir las nubes graniceras mediante la siembra de ioduro de plata, para proteger los cultivos agrícolas.

Luego de avistar al avión siniestrado, efectivos de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil concurrieron al lugar para determinar las causas que produjeron el accidente.

Fuente: Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?