Un héroe de Malvinas con lengua polémica

Rohde había sido designado por el presidente Kirchner a poco de asumir
(0)
18 de febrero de 2005  

No fue la primera vez que el hasta ayer jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Carlos Rohde, estuvo en el centro de la controversia, aunque por motivos muy distintos.

En marzo último, pretendió encabezar una autocrítica sobre el rol de la Fuerza Aérea durante la última dictadura militar. En un acto en el aeropuerto de Las Higueras, en Córdoba, aseguró que había habido "errores y horrores de ambas partes".

El gobierno nacional salió a cuestionar fuertemente sus declaraciones, tanto que al día siguiente Rohde debió difundir una retractación con su firma en la que reconocía que se había tratado de una "expresión desafortunada que refleja sólo una evocación parcial de los ocurrido en el país en años recientes".

Rohde había sido nombrado en su cargo por el propio presidente Néstor Kirchner, el 4 de junio último, cuando colocó a los nuevos tres jefes de las Fuerzas Armadas, hombres incondicionales del Sur, como el general de brigada Roberto Bendini y el contralmirante Jorge Godoy.

Rohde egresó como alférez de la Escuela de Aviación Militar en 1969. El 31 de diciembre de 1972 fue nombrado teniente y siete años después, capitán, y en 1994, comodoro. El 31 de diciembre de 2000 se convirtió en brigadier y obtuvo su licenciatura en Sistemas Aéreos y Aeroespaciales. El 27 de mayo fue nombrado brigadier mayor, y el 6 de junio de 2003, en general mayor.

Rohde estuvo destinado en El Plumerillo, en Villa Reynolds, en Tandil, en Río Cuarto y en Río Gallegos, entre otros.

Héroe de Malvinas

Rohde es considerado uno de los "héroes" de Malvinas por su participación como piloto de Mirage V "Dagger" durante el conflicto del Atlántico Sur, lo que le valió una distinción de Primera Clase otorgada por la Fuerza Aérea Argentina, una condecoración "al Valor en Combate" otorgada por el Congreso Nacional, y la Condecoración "El Honorable Congreso de la Nación a los Combatientes" otorgada por el Parlamento.

"Ingresamos en una etapa de cambios que no debe ser una simple construcción voluntariosa sino un movimiento guiado por una estrategia conjunta, posible de ser ejecutada evitando el oportunismo y la mezquindad de los intereses particulares", dijo Rohde, al asumir como jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea.

Y agregó: "La Fuerza Aérea es el instrumento idóneo para ejercer el control del espacio aéreo soberano y de interés nacional. La potencialidad que encierra la explotación del aeroespacio a la luz de los acelerados y constantes avances tecnológicos han convertido a este ámbito en el más vulnerable, razón por la cual es de vital importancia contar con los medios necesarios, alistados y entrenados para un efectivo control del mismo".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios