Suscriptor digital

Cuarto año de "Copenhague"

La reposición es todo un homenaje a Gandolfo, su director
(0)
18 de marzo de 2005  

Hoy se repone "Copenhague", la obra de Michael Frayn que dirigió el recientemente desaparecido Carlos Gandolfo. Se trata del mismo trabajo que se estrenó hace tres años y que, en distintas temporadas, ya fue visto por un total de cien mil personas en 212 funciones. La obra cuenta con la actuación de Alicia Berdaxagar, Juan Carlos Gené y Alberto Segado, que por sus trabajos recibieron numerosos premios.

Este nuevo capítulo de "Copenhague" comenzó ayer con una función para invitados que se convirtió en un verdadero homenaje a Gandolfo. En ese marco, el acto se inició con unas palabras de Kive Staiff, director del Complejo Teatral de Buenos Aires.

En años anteriores, el éxito de esta obra cuya trama central es el encuentro entre el físico alemán Werner Heisenberg y su colega Niels Bohr fue tal, que se ha convertido en unos de los espectáculos más vistos en la historia del Teatro San Martín. En su larga trayectoria, la pieza del inglés Frayn también realizó una gira por Bariloche, Tucumán, La Plata, Puerto Madryn, Rosario y Mar del Plata. Es más: se presentó en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires frente a un auditorio que conocía el debate ético y científico que plantea la obra en cuestión.

Gandolfo x 2

Pero los espontáneos homenajes al director fallecido el 12 de enero no culminan con la reposición de "Copenhague". De hecho, a principio del próximo mes también subirá a escena "Hughie", la obra de Eugene O´Neill que volvió a Gandolfo a la dirección teatral luego de muchos años.

En esa oportunidad, junto a su amigo Lito Cruz, estrenó este elogiado espectáculo que también se presentó en el interior del país. "Hughie", una historia aparentemente simple en la que se cuenta el terrible drama de la soledad, volverá a la cartelera porteña en el Actor Studio. Justamente la sala del Abasto pertenece a Dora Baret, ex esposa del desaparecido director, y a Matías Gandolfo, su hijo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?