Hernández y Bessone, dos ganadores con lógica

(0)
19 de mayo de 1997  

POSADAS.- Es muy difícil hablar de lógica en una disciplina en la que los imprevistos se presentan a menudo. En la que los "imponderables" se suceden por el descuido o la mala fortuna en los más mínimos detalles. Así es el automovilismo. Un gran triunfo que parece estar al alcance de la mano se frustra por una pequeñez. Pero aquí, en el circuito misionero, las victorias tienen su gran cuota de lógica, si se observan los resultados arrojados en las clasificaciones. Es que Walter Hernández (Volkswagen Polo) y Ernesto Bessone (Ford Escort), los mejores en las pruebas cronometradas del sábado, fueron los vencedores de la 5a. y 6a. fecha, respectivamente, de la temporada de Turismo Competición 2000.

Ambos vencieron de punta a punta y para ellos la victoria se saboreó con un gusto muy especial. Hernández sumó su tercera carrera ganada en el año (es decir, el 50% de lo que se desarrolló del campeonato) y ahora extendió su ventaja en la vanguardiadel certamen a 30 puntos con respecto al segundo, Daniel Cingolani, del equipo oficial Ford.

Para Bessone, en cambio, la situación es diferente. El campeón no alcanzaba un triunfo desde el 10 de noviembre último, justamente cuando se impuso aquí en Posadas. Pero ahora, con un panorama opuesto al de 1996, ya que compite con un auto "viejo" y contra equipos oficiales. Claro que ellos también redobla la satisfacción por el éxito, ya que quebró la serie de victorias pertenecientes a los conjuntos que directamente controlan las empresas automotrices.

Con estas seis competencias realizadas se evidencia la supremacía de Hernández por encima del resto. Claro que las diferencias con los demás no son idénticas entre sí. En la teoría (si se puede aplicar en esta disciplina) el equipo Volkswagen se mostraba con una cierta ventaja con respecto al resto, ya que fue el primer team oficial conformado y con mucho tiempo de trabajo (se presentó en sociedad el día que se despidió Guillermo Maldonado como piloto profesional, en noviembre último).

Casi en el mismo nivel, pero con menos tiempo de desarrollo, está Oreste Berta y compañía, defendiendo la bandera de Ford. Los Chevrolet Vectra intentan seguir el camino de los anteriores, y luego aparece el esfuerzo "particular" de Bessone, y atrás, el de Juan María Traverso. Eso indican los números y los coches en la pista.

Hernández, pese al pequeño inconveniente que sufrió en la vuelta de salida a pista (se tocó con su compañero de equipo, Gustavo Der Ohanessian), impuso su ritmo, que resultó inalcanzable para los demás de la categoría. Y fue el único que se subió al podio en ambas carreras (suma cinco en el campeonato), ya que en la otra prueba terminó tercero. Fue el piloto de punta que efectuó el rendimiento más parejo.

Bessone ganó en la otra prueba, pero finalizó quinto, a 11 segundos del piloto de Nicanor Otamendi. Claro que su victoria fue aplastante, con un promedio de velocidad mayor al empleado por Hernández. El campeón sufrió un toque en la primera largada y ello lo retrasó al fondo. De todas formas, demostró el poderío de su Ford Escort y alcanzó el quinto lugar. Después, con la pole position en su poder, permaneció en esa posición de privilegio durante las 31 vueltas.

Los dos pilotos de Berta (Daniel Cingolani y Henry Martin) lograron el podio. Pero seguramente que el segundo lugar del sanjuanino y el tercer puesto del representante de 9 de Julio no satisfizo las expectativas del equipo, que se dio el gusto de no participar de una tanda de entrenamientos del viernes.

Ortelli provocó la sonrisa de la gente de Chevrolet en la primera carrera con su segundo lugar, a contraposición de Luis Minervino (pagó 5000 pesos de multa para poder correr aquí), que fue penalizado con 10 segundos por adelantarse durante la neutralización. Luego, Ortelli finalizó séptimo en la competencia siguiente y su compañero abandonó.

Tras un sábado agitado por los malos resultados conseguidos con su Peugeot 405, Traverso quedó cuarto en la carrera inicial, aunque en la segunda prueba, Bessone lo humilló al sacarle una vuelta de ventaja en el 27° giro.

Inexplicable el papel de los Renault 19 del equipo Belloso. El mejor resultado entre las dos carreras fue el octavo lugar de Hernán Bradas. Además, Jorge Giorgi protagonizóun incidente (venía con dos vueltas menos) cuando Traverso, Bessone y Martínez (el más perjudicado) lo superaron.

En el TC 2000 Light, Gustavo Tadei (Ford Escort) y Ricardo Joseph (VW Pointer) fueron los vencedores. Estos autos, con 8 válvulas, fueron rápidamente alcanzados por los punteros de la categoría mayor (en ambas carreras fueron superados en el giro 20). Delfina Frers, con un Ford Escort del equipo Crespi Competición, en el TC 2000 Light, ingresó en la historia de la categoría, al convertirse en la primera mujer que compitió en ella.

Otra jornada con la doble actividad impuesta por el TC 2000 transcurrió. Las fechas se desarrollan y parece que Hernández aumenta sus posibilidades para convertirse en el máximo candidato en obtener el título. Falta mucho aún. Con 440 puntos ideales en juego, puede que resulte prematuro hablar del campeonato. Pero...

Traverso: "Antes, yo era el dueño de la categoría, ahora no"

POSADAS (De un enviado especial).- Todos trataron de poner paños fríos a la difícil situación por la que atraviesa Juan María Traverso y compañía. Luego de las declaraciones que el piloto (que ayer cumplió 200 carreras en el Turismo Competición 2000) efectuó el sábado sobre su chasista, Cristian Avila ("el crédito que tenía para todo el año se redujo a esta jornada" o "debe saber afrontar las presiones"), todo el equipo se encargó de descomprimir el ambiente. O al menos aparentarlo.

El propio Avila habló de su particular momento en el equipo: "Nuestra relación está bien. Yo lo conozco y el sabe cómo soy. Por eso no me preocupa lo que pueda llegar a decir fuera de nuestro ámbito". Sobre el funcionamiento del Peugeot 405, el chasista sostuvo: "Sabemos que hay limitaciones de todo tipo, pero también estamos convencidos de que vamos a alcanzar un nivel óptimo. Hay mucho por mejorar, pero estamos trabajando en ello".

En el propio equipo todos coinciden en asegurar que Traverso posee "diez minutos de calentura" y por eso dice lo que dice. Pero que luego todo vuelve a la normalidad y trabajan en un mismo sentido. "Hace nueve años que estoy con Traverso y lo conozco muy bien. Lo único que me preocupa es la falta de potencia del auto. Ahora somos un equipo nuevo (hasta el año último estaba Alberto Canavino) y eso también se siente, porque hay muchas cosas por conocer. ¿Si continuaba el otro equipo íbamos a estar mejor? Seguro que sí, pero por una continuidad", confesó Alberto Scarazzini, director deportivo del team.

Avila sabe que trabajar con Traverso es como ser el entrenador de Boca. Porque las presiones (aquellas de las que hablaba Traverso) son evidentes.

La palabra de Traverso

Con el televisor encendido en el lobby del hotel, que mostraba la carrera que hacía apenas minutos había concluido aquí en Posadas, Traverso habló de la particular situación por la que atraviesa: "De todo esto me pone mal la actitud de Avila, porque subestima las cosas. Yo quiero que el auto se comporte como al principio del año, cuando entrenábamos en La Plata. Pero quiso modificar todo, y eso no se puede hacer. Yo, que no soy ningún tester especializado, le digo lo que tiene que cambiar. Yo no digo que no sepa de esto, pero debe aprovechar mi experiencia."

Mientras se frotaba el dedo mayor de la mano izquierda ("fue porque el volante giró sin control cuando me golpearon en la carrera y me agarró el dedo"), Traverso continuó con su discurso: "Para ser campeón en el TC 2000 hay que pelear en la pista, en la CDA, en la categoría, en todos lados. Cada vez que hay una reunión, están todas las marcas representadas, y Peugeot no aparece. Decían que antes yo era el dueño de la categoría. Y tenían razón, porque estaba apoyado por una empresa. Ahora ya no lo estoy. No soy un buen negocio para las fábricas. Porque si yo ganó, gana Traverso. En cambio, si gana otro menos controvertido, gana la marca del auto".

Con respecto al futuro inmediato, aseguró: "Hay que hacer todo lo posible para recuperar el auto. Ahora de acá vamos a Rosario. Pero yo le advertí al equipo que si no lo lográbamos, a San juan (la próxima carrera) no vamos. Desde el comienzo del campeonato sabía que no podía pelear por el título. Veremos qué sucede. También puede que vaya a San Juan con otro preparador".

Muy lejos de lo ideal, Juan María Traverso festejó sus primeras 200 carreras en la categoría. "Esperemos que en las próximas 200 las cosas salgan mejor", agregó para darle una nota de humor a su alicaido presente en el TC 2000.

Vuelta por vuelta

POSADAS (De un enviado especial).- El siguiente es el detalle de la 5a y 6a pruebas del TC2000:

Primera carrera

Largada: Hernández defiende su posición. Atrás, Ortelli, Cingolani, Martin, Der Ohanessian, Traverso, Martínez, Peón y Soppelsa. Bessone, que partió quinto, se retrasó al 14° puesto, por un toque en la primera curva.

8a vuelta: Bessone supera a Peón y se ubica octavo.

9a vuelta: Cingolani sufrió un corte en el motor y perdió dos lugares.

15a vuelta: Alonso (TC 2000 Light) volcó. No tuvo consecuencias físicas.

23a vuelta: Henry Martin rompió el neumático delantero izquierdo y entró en los boxes.

25a vuelta: ingresó el pace car porque el auto de Sorrentino quedó mal ubicado tras realizar un trompo.

27a vuelta: se reanuda la competencia. Hernández, 1°, seguido por Ortelli, Cingolani, Traverso, Martínez, Bessone, Peón y Bradas.

29a vuelta: Giorgi, rezagado, protagoniza un incidente con Traverso, Bessone y Martínez (pierde un lugar).

Segunda carrera

Largada: muy prolija, Bessone, Hernández, Martin, Peon, Cingolani, Der Ohanessian y Ortelli.

1a vuelta: Hernández, con un corte en el motor. Perdió dos lugares.

2a vuelta: Traverso hace un trompo y se toca con Soppelsa (excluido).

7a vuelta: Hernández supera a Peón. Se tocaron Soppelsa, Zanatta y Guerra.

27a vuelta: Bessone le saca una vuelta de ventaja a Traverso, que luego abandona.

F. 3: en Resistencia, todo fue para los brasileños

Junqueira: ganó sin cuestionamientos y pasó a la punta del campeonato;Filiberti, cuarto, el mejor argentino.

RESISTENCIA (Especial).- El brasileño Bruno Junqueira, con un Dallara-Opel del equipo Prop Car, ganó de punta a punta el Gran Premio de Resistencia de Fórmula 3 sudamericana y pasó a la punta del certamen continental con siete unidades de ventaja sobre el argentino Gabriel Furlan, quien tuvo un fin de semana para olvidar y finalizó en un desacostumbrado (para él) octavo lugar.

La competencia se disputó bajo una amenaza de lluvia que no se concretó, con excepción de algunas gotas que cayeron durante las primeras vueltas.

La primera alternativa fue el abandono de Leonardo Nienkotter, que ni siquiera pudo completar el giro inicial. Después, el dominio de los tres punteros hizo bastante monótono el desarrollo de la carrera, ya que las posiciones de vanguardia no variaron en las 38 vueltas de las que constó la carrera chaqueña.

Detrás del piloto de Belo Horizonte terminaron sus compatriotas Tom Stefani y Marcello Ventre, en una jornada caracterizada por el dominio de los brasileños. A tal punto fue así que Nicolás Filiberti, el argentino mejor clasificado, llegó cuarto a más de seis segundos del tercero.

La clasificación

Esta fue la clasificación de la prueba, cuarta del certamen: 1°, Bruno Junqueira (Brasil, Dallara-Opel), 37m27s909;2°, Tom Stefani (Brasil, Dallara-Honda), a 2s638;3°, Marcello Ventre (Brasil, Dallara-Honda), a 5s600;4°, Nicolás Filiberti (Argentina, Dallara-Fiat), a 12s240;5°, Daniel Belli (Argentina, Dallara-Honda), a 26s67;6°, Fabián Malta (Argentina, Dallara-Honda), a 27s373;7°, Perdo Bartelle (Brasil, Dallara-Honda), a 27s696, y 8°, Gabriel Furlan (Argentina, Dallara-Fiat), a 28s377.

En el campeonato, Junqueira suma 65 puntos;Furlan, 58;Ventre, 51;Stefani, 27, y Bartelle, 26.

Smith fue octavo

CROFT(Especial).- Con algunos problemas para mantener derecho a su Dallara-Mitsubishi, el argentino Brian Smith finalizó octavo en la sexta fecha de la Fórmula 3 inglesa corrida aquí y que ganó el italiano Nicolás Minassian (Dallara-Renault).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios