Suscriptor digital

Jorge Sobral, una voz para el recuerdo

Uno de los grandes valores del tango de los años 60
(0)
11 de abril de 2005  

(Télam).- El cantante Jorge Sobral murió en la madrugada de ayer a los 73 años, en la Corporación Médica de San Martín, a raíz de una hemorragia cerebral.

* * *

Recordado como uno de los grandes nombres del tango de la generación posterior a la de la década del 40, por su voz y sus apariciones en cine y TV, Edelmiro Sobredo -tal era su verdadero nombre- había nacido en La Plata el 25 de agosto de 1931. Dueño de un llamativo registro vocal, estudió lírica con el maestro Fermín Valentín Favero (padre de Alberto) y participó en las presentaciones de su orquesta cuando todavía era un niño. Hincha de Estudiantes, su primera actuación fue en el Club San Martín de la capital provincial, antes de incorporarse primero a la orquesta de Jorge Lavaller y, poco después, al conjunto Los Ases, y a las agrupaciones de Forti-Parodi, junto a cantantes como Luis Tolosa y Juan Carlos Cobos. Su debut como solista tuvo lugar en 1952, con la orquesta de Mario Demarco, con el que grabó "Mañana zarpa un barco". Un año después se unió al conjunto dirigido por Lorenzo Barbero (donde cantó a dúo con Roberto Florio), y en 1954 se unió a la agrupación de Mariano Mores.

En 1955, Sobral cantó y grabó con la orquesta de cuerdas de Astor Piazzolla, y en 1959 fue dirigido en teatro por Francisco Petrone en su puesta de "La leyenda de Juan Moreira", que precedió a su gira por Chile y Perú. A su vuelta, se le abrieron las puertas de la TV, donde apareció con las orquestas de Osvaldo Tarantino y Armando Calderaro, incluso en versiones propias de temas folklóricos. Sus presentaciones en diferentes escenarios musicales y teatrales se anticiparon a sus incursiones cinematográficas, donde también demostró sus dotes actorales: "El dinero de Dios", "Don Frutos Gómez"; junto a Hugo del Carril en la cabalgata musical "Buenas noches, Buenos Aires", y las comedias "Dos quijotes sobre ruedas", "Las locas del conventillo" y "Che, ovni" (en la que cantó "Mi Buenos Aires querido"). En la pantalla chica se destaca su participación en el exitoso ciclo "Yo soy porteño" (1961), de Canal 13, una puesta de aguafuertes porteñas (escritas por Gius y dirigidas por David Stivel, nada menos) y, más tarde, ya sólo como cantor, en "Grandes valores del tango", por Canal 9.

En 1973, con Roberto Goyeneche, Horacio Deval, Alba Solís y los bandoneones de Baffa-Berlingieri y Osvaldo Piro, fue protagonista del Festival de Tango en el Mar, en Porto Alegre (Brasil), donde su presencia resultó muy aplaudida. A su vuelta recorrería el país con "Una noche en Buenos Aires", que él mismo puso en escena, nuevamente con el Sexteto Mayor, Piro y Roberto Achaval, entre otros.

Sobral, que en su mejor momento puso su voz a una excelente -y muy difundida- versión de la marcha de la Armada Argentina (compuesta a mediados de los años 30 por Manuel Romero y Alberto Soifer), había sido declarado ciudadano ilustre de su ciudad natal en diciembre último.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?