Angeloz declaró como testigo en el caso Maders

El ex gobernador negó conocer que el ex senador radical haya investigado supuestas irregularidades en la empresa provincial de energía EPEC antes de ser asesinado, en 1991
(0)
11 de abril de 2005  • 16:04

CORDOBA.- El ex gobernador cordobés Eduardo César Angeloz negó hoy conocer que el ex senador radical Regino Maders haya investigado supuestas irregularidades en la empresa provincial de energía EPEC antes de ser asesinado, en 1991.

Angeloz declaró hoy como testigo durante dos horas en el juicio oral y público que se sigue por el crimen de Maders, ante la Cámara primera del Crimen de los Tribunales II de Córdoba.

En su testimonio, el ex gobernador negó de manera tajante haber mantenido una reunión con Maders sobre el tema EPEC, una de las tantas hipótesis que investiga la justicia para dilucidar el asesinato.

"Nunca jamás. Es más: yo creo que el ingeniero Maders nunca investigó este tema", sostuvo Angeloz, quien aclaró que sólo lo unía al ex senador una relación "laboral y partidaria".

La causa

El 29 de marzo último la abogada María Elba Martínez, que representa a los familiares de Maders, solicitó que se impute a Angeloz y a otros dos ex miembros de su gabinete la autoría ideológica del homicidio "por omisión de los deberes de funcionario público".

El pedido de imputación para los ex funcionarios planteó "la omisión de los deberes de funcionarios públicos, por no haber dado curso a una denuncia pública sobre las grandes ilícitos que se cometían en EPEC, en desmedro de los intereses de toda la comunidad".

La noche del 6 de septiembre de 1991 el ex senador Maders, quien también se desempeñó como decano de la Facultad Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y directivo de EPEC, fue asesinado a balazos por la espalda por una o dos personas cuando estaba por ingresar a su vivienda.

Hugo Síntora, ex miembro de la División Inteligencia Criminal de la policía provincial a quien se le imputa el delito de homicidio calificado por alevosía y por precio, es el único acusado, ya que a lo largo de 13 años de investigación no se logró individualizar al autor intelectual del asesinato.

Durante la engorrosa instrucción del caso, se tuvieron en cuenta como posibles móviles de un crimen por encargo, la función que Maders cumplió al frente de EPEC.

En la audiencia de hoy también declaró Francisco Llorens, testigo por la familia de Maders, quien opinó que el ex senador "era un escollo insalvable para las concesiones de las usinas de EPEC, que a toda costa quería llevar adelante el gobierno de Angeloz".

Los pasillos de los tribunales cordobeses fueron escenario hoy de acusaciones cruzadas entre seguidores de Angeloz y familiares de Maders. Por eso, las autoridades de la Cámara pidieron calma e, incluso, intervino la policía para apaciguar los ánimos.

En la sala estuvo también el ex policía Síntora, detenido como probable autor de la muerte material de Maders.

Fuente: Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?