Suscriptor digital

Desábato: “Insultar es una cosa común en la Argentina”

(0)
14 de abril de 2005  • 12:05

El futbolista de Quilmes Leandro Desábato, detenido por racismo en Brasil tras un partido de la Copa Libertadores, alegó hoy en su defensa que "insultar" en su país "es una cosa común", informaron fuentes policiales.

"Declaró que en la Argentina es común insultar a uno u otro, que allá no es delito decirle ´negro´ a alguien", dijo a los periodistas el comisario Dejair Gomes Neto.

Desábato fue detenido anoche por llamar despectivamente "negro" al brasileño Grafite cuando aún estaba en la cancha del estadio Morumbí y apenas terminó el partido por la Copa Libertadores en que el San Pablo se impuso por 3-1 a Quilmes.

El propio Grafite presentó una denuncia formal por el insulto, que en Brasil está tipificado como "injuria calificada" y puede suponer una pena de entre uno y tres años de prisión.

El comisario Neto aseguró que han sido analizadas imágenes de televisión del partido en las es posible "leer la boca" de Desábato.

"No hay dudas ni sobre lo que dijo ni sobre el tono", agregó el jefe policial.

Desábato insultó a Grafite cuando éste se enredó en una discusión con el argentino Luis Arano.

El árbitro uruguayo Martín Vázquez expulsó a Grafite y Arano, mientras que Desábato siguió en el terreno de juego y fue arrestado en cuanto terminó el partido.

El cónsul de Argentina en San Pablo, Norberto Vidal, respaldó de alguna manera la posición del defensa detenido y aseguró que la palabra "negro" en Argentina no tiene necesariamente connotaciones racistas y hasta puede ser utilizada cariñosamente.

Sin embargo, admitió que en Brasil es distinto y que "la ley es muy dura cuando se trata de racismo".

Según fuentes policiales, Desábato puede ser liberado hoy mismo mediante un "hábeas corpus", pero para regresar a su país deberá tener la autorización de un juez.

EFE

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?