Suscriptor digital

Amalia Fortabat anunció que se dedicará a proyectos sociales

Manifestó que "desarrollará inversiones de un alto contenido comunitario"
Alfredo Sainz
(0)
21 de abril de 2005  

Un día después de haber firmado un preacuerdo para desprenderse de Loma Negra a cambio de US$ 825 millones, Amalia Lacroze de Fortabat anunció públicamente su decisión de retirarse del negocio del cemento para concentrar sus esfuerzos en proyectos de carácter social.

"Hoy he decidido conveniente mi retiro de la actividad como empresaria cementera. También siento que es el momento de volcar mis energías a profundizar aún más mis actividades en el campo social", señaló la empresaria mediante un comunicado entregado a los medios ayer por la tarde.

La viuda de Alfredo Fortabat, que asumió la presidencia de Loma Negra en 1976, adelantó que una vez concluido el traspaso de sus acciones al grupo brasileño Camargo Correa se dedicará a reforzar las acciones de filantropía que ya lleva adelante por medio de su fundación.

"A través de mi fundación se ha ayudado y contribuido al desarrollo de instituciones destinadas a la salud, la educación y la cultura. Las obras han sido muchas y a lo largo de todo el país (...) Voy a poner mis recursos y mi esfuerzo personal en el desarrollo de proyectos sociales que permitan acompañar al país en su crecimiento mediante la ayuda solidaria especialmente a los niños que constituyen nuestro futuro", expresó.

La carta de intención firmada con Camargo Correa incluye el traspaso del 100% de Loma Negra y de sus principales controladas como el ferrocarril Ferrosur Roca, la hormigonera Lomax y Recycomb (reciclado de residuos).

Sin embargo, por fuera de la operación quedarían no sólo la millonaria colección de arte que tiene Lacroze de Fortabat, sino también los campos e inversiones agropecuarias que están agrupados en las firmas Estancias del Sud y Compañía Comercial y Financiera (Corfi).

Apuesta al campo

En la actualidad, estas dos empresas controlan 155.000 hectáreas de campos de primer nivel en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Río Negro.

En el comunicado difundido ayer, Lacroze de Fortabat no precisa cuáles son sus planes para las explotaciones agropecuarias que conserva, aunque fuentes cercanas a la empresaria reconocieron la posibilidad de que ahora en adelante concentre parte de sus inversiones en el campo. Esta alternativa también se puede desprender de un párrafo de la carta en la que la actual dueña de Loma Negra sostiene que encarará "proyectos e inversiones de un alto contenido comunitario para contribuir al desarrollo de nuestra sociedad, sobre todo en el ámbito de la alimentación, la salud y la educación especialmente de los niños".

La venta de Loma Negra, sin embargo, todavía debe ser aprobada por las autoridades argentinas. En este sentido, ayer el canciller Rafael Bielsa negó que en el gobierno del presidente Néstor Kirchner hubiera malestar por la operación. "Nosotros no tenemos ninguna objeción a esa adquisición, porque la nuestra es una economía abierta",

Planes

Junto con los proyectos sociales, otro de los emprendimientos que podría retomar Lacroze de Fortabat una vez concretada la venta de Loma Negra es la conclusión del Museo Fortabat. Las obras se iniciaron hace más de dos años y por el momento se encuentran paralizadas debido a problemas arquitectónicos.

Otro de los interrogantes que se abre de acá en adelante es cuál será el papel de los miembros de la familia Fortabat en los próximos pasos del grupo. Alejandro Bengolea, nieto de Amalita y que hasta julio de 2002 comandó los destinos de Loma Negra, por el momento está dedicado full time a los estudios y está cursando en forma acelerada la licenciatura en psicología en la Universidad del Salvador. Su hermana Bárbara Bengolea siempre se mantuvo junto a su abuela en el manejo de proyectos sociales, mientras que la tercera nieta, Amalita Amoedo, hace unos meses presentó una empresa de ropa interior, Beleidades.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?