Suscriptor digital

Cuando el día empieza sin sorpresas

Marcelo Stiletano
(0)
27 de abril de 2005  

"Arriba argentinos" . Noticiero. Conducen: Débora Pérez Volpin y Marcelo Bonelli. Con Marcelo Fiasche (deportes) y Mauricio Zaldívar (el tiempo). Gerente de Noticias: Carlos De Elía. Dirección: Pablo García de Weert. Por Canal 13, de lunes a viernes, a las 7.

Con "Arriba argentinos", la TV de aire inicia un nuevo intento periodístico para sacarse de encima su eterna costumbre de levantarse tarde. Frente a un ciclo ya afirmado con personalidad propia como "Desayuno", por Canal 7, y otro que parece haber alcanzado un umbral satisfactorio en materia de rating ("Telenueve al amanecer", por el 9), la propuesta informativa para madrugadores lanzada anteayer por Canal 13 resignó desde el vamos la posibilidad de afirmarse desde un lugar diferente y eligió en lo medular seguir sin correcciones de fondo la fórmula básica a la que suele recurrirse en estas circunstancias.

De esta manera, la primera colación que propone "Arriba argentinos" para quienes acaban de despertarse incluye una agenda central con no más de cuatro o cinco temas medulares (que por lo general surgen de las tapas de los diarios), datos actualizados al instante sobre el tránsito y el funcionamiento de los medios de transporte, más algún agregado de la agenda internacional o mundana. A un lado de la pareja de conductores (Débora Pérez Volpin y Marcelo Bonelli, rostros muy familiares para quienes siguen los espacios informativos de Canal 13) está el columnista deportivo; al otro, aparece el especialista en meteorología, otra pieza vital en materia informativa para cada mañana.

Con esta disposición, "Arriba argentinos" no saca ventajas, sin ir más lejos, respecto del segmento que a la misma hora conducen por Todo Noticias (la señal de cable del multimedios al que pertenece Canal 13) Silvia Martínez y Fernando Carnota. Es más, ambos ciclos comparten las coberturas y los movileros, que van y vienen de una pantalla a otra repitiendo informes y testimonios. Hasta ahora, ambos espacios conviven sin inconvenientes, pero cabe interrogarse desde ahora qué pasará cuando haya que seguir en vivo y con alguna continuidad un tema candente o una situación de emergencia que exijan la presencia permanente de un cronista en el lugar con dedicación exclusiva. ¿Habrá sinergia o dispersión de esfuerzos cuando llegue inevitablemente esa instancia?

Al margen de estas contingencias, "Arriba argentinos" descansa en un eficaz dispositivo noticioso, en el que todo parece estar en su lugar y cada actor (Fiasche, en deportes, y Zaldívar, en el informe meteorológico) hace lo suyo con profesionalismo. También cuenta con un equipo de producción con reflejos rápidos como para sacar al aire, vía telefónica, a protagonistas informativos de la jornada, como si "Arriba argentinos" quisiera hacer propia la fórmula periodística impuesta por la radio para la primera mañana, algo que se notó muy visiblemente en la emisión de ayer.

Con todo, esos avances chocaron con la falta de valor agregado en materia de análisis que sí aportan varios programas radiofónicos y, en el caso de la TV, sobre todo "Desayuno". En vez de enriquecer la mirada sobre alguna cuestión de interés público con enfoques o interpretaciones se termina estirando innecesariamente la presentación del tema, como ocurrió en la emisión inaugural con el seguimiento del caso de los sobresueldos en el gobierno de Menem a partir de la carta de lectores de María Julia Alsogaray publicada en LA NACION.

El caso no deja de ser curioso, porque al frente de "Arriba argentinos" aparece Marcelo Bonelli, que acredita una larga trayectoria como columnista en el 13 y TN, pero aquí, en el papel de conductor, luce todavía incómodo y vacilante. Por suerte para él, su compañera en ese cometido es la ascendente Débora Pérez Volpin, que sabe salir airosa de cualquier compromiso (presentación de notas, entrevistas, seguimiento de temas en vivo) con destreza, aplomo y mucha simpatía.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?