Suspendió la Iglesia el tedeum en la Capital

Por la ausencia del Presidente
(0)
24 de mayo de 2005  

Los desencuentros entre el Gobierno y la Iglesia están lejos de finalizar. Como consecuencia de la decisión del presidente Néstor Kirchner de trasladar los festejos por el 25 de Mayo a Santiago del Estero y faltar al tedeum que tradicionalmente se realiza en la Catedral Metropolitana, el arzobispado de Buenos Aires informó ayer que, por primera vez desde 1810, la ceremonia religiosa no se celebrará allí.

“No sabemos por qué el Presidente cambió una tradición histórica”, dijo el director de prensa del arzobispado, Guillermo Marcó. La ceremonia iba a ser presidida por el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio.

Marcó agregó que la Iglesia desconoce los motivos por los cuales Kirchner decidió cambiar "una tradición histórica".

"Con esta pregunta no buscamos polemizar con nadie ni cuestionar la decisión presidencial. Es un interrogante que nos formulamos, pues no encontramos aún una respuesta", agregó más tarde Marcó en diálogo con LA NACION, con la intención de no incrementar la tensión con la Casa Rosada.

"Nosotros ponemos a disposición la Catedral; siempre ha sido así, y la predicación del Arzobispado para el 25 de Mayo; después, la decisión de no hacerlo así es del Gobierno que prefirió hacerlo en otra parte", consideró.

El Gobierno, sin embargo, volvió a justificar ayer la decisión oficial de cambiar el escenario de los actos patrios con el argumento de que se busca darle un sentido federal a la fecha.

"El Presidente resolvió ir a Santiago del Estero con el objetivo de dar un sentido federal a la celebración patria. Es una decisión tomada con plena conciencia de que el país, tal como lo concebimos, se extiende por todo el territorio nacional", dijo a LA NACION el subsecretario general de la Presidencia, Carlos Kunkel.

Es más: a criterio de Kunkel, sería apropiado que la Casa Rosada aliente un permanente cambio de la sede central de los festejos patrios para consolidar la noción de federalismo. "Sería bueno que los actos centrales en las fechas patrias se hicieran en distintos puntos del país cada año. Sería una buena manera de alentar realmente un sentimiento federal, porque la patria está en todos lados, no sólo en Buenos Aires", consideró el funcionario.

En los actos en Santiago del Estero habrá una ceremonia religiosa, que se realizará en la catedral provincial. El presidente Kirchner participará de este oficio, que estará a cargo del obispo santiagueño, monseñor Juan Carlos Maccarone.

Moderación

De todos modos, la decisión del Presidente de trasladarse a Santiago del Estero para el 25 de mayo próximo no fue recibida con agrado por la Iglesia, tal como lo denotaron las palabras de Marcó. "No nos corresponde a nosotros hacer valoraciones de la decisión presidencial. Lo único que decimos es que este año el tedeum no se va a hacer en la Catedral porque el Gobierno nunca lo pidió", dijo.

De acuerdo con lo que establece el protocolo, el Poder Ejecutivo, por medio de su departamento de Ceremonial, solicita a la Catedral la realización del tedeum en una carta que lleva la firma del Presidente.

Esa misiva, explicaron ayer a LA NACION en el Gobierno, suele enviarse con diez días de antelación, algo que esta vez, con el traslado de los actos a Santiago del Estero, no se dispuso.

Más allá de los argumentos oficiales, resulta imposible desconocer que tradicionalmente las homilías de Bergoglio no suenan como una bendición en los oídos de la dirigencia nacional, quizá desacostumbrada a su incesante llamado a la reflexión y a la autocrítica y que, en el conflictivo contexto de la relación entre el Gobierno y la Iglesia tras la decisión presidencial de desplazar al obispo castrense, Antonio Baseotto, la ausencia de Kirchner en esa homilía no parece casual.

En cualquier caso, el subsecretario general de la Presidencia negó ayer que el jefe del Estado hubiera resuelto romper con la tradición para evitar la homilía de Bergoglio.

"No fue esa la intención en absoluto. ¿O acaso alguien piensa que Kirchner pudo ver la homilía de Bergoglio para anticiparse?", dijo Kunkel.

El obispo de Santiago del Estero oficiará la tradicional ceremonia por la fecha patria en la basílica Nuestra Señora del Carmen, de esa ciudad.

Festejos

Paralelamente, en la capital santiagueña se realizará un festejo organizado por el Gobierno, que contará con la actuación de varios artistas, entre ellos el cubano Pablo Milanés, la venezonala Cecilia Todd y los argentinos Litto Nebbia, Moris y Lito Vitale.

El Presidente llegará a las 10.30 y luego se trasladará al templo religioso para la realización del tedeum, que comenzará a las 11. Más tarde irá al parque Aguirre, donde se servirá un vino de honor y donde firmará acuerdos con el recientemente elegido gobernador radical, Gerardo Zamora. El festejo con los artistas servirá también para conmemorar los dos años de su mandato presidencial.

Inédito

Bergoglio

  • Por primera vez desde 1810, no se realizará el tedeum del 25 de Mayo en la Catedral Metropolitana, que en 2004 encabezó el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.
  • "No sabemos por qué el Presidente cambió una tradición histórica. Es un interrogante que nos formulamos, pues no encontramos aún una respuesta", dijo a LA NACION el vocero del arzobispado porteño, Guillermo Marcó.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios