Los efectos del amor, similares a los de las drogas

Un estudio de la State University de Nueva York llegó a la conclusión de que el cerebro de una persona enamorada percibe sensaciones parecidas a las que se pueden experimentar bajo el efecto de algunos narcóticos
(0)
31 de mayo de 2005  • 20:12

WASHINGTON (Télam).- Un estudio universitario indicó que el cerebro de una persona enamorada percibe sensaciones similares a las que se pueden sentir bajo el efecto de narcóticos, según una publicación especializada.

El estudio de la State University de Nueva York se realizó a través de una resonancia magnética, con la cual se tomaron fotos a la "materia gris" de estudiantes que en las últimas semanas habían admitido estar "perdidamente enamorados".

La resonancia detectó varias similitudes biológicas entre las reacciones de las neuronas al deseo generado, por ejemplo, por la cocaína y por el atribuido por el amado o la amada.

El estudio, que apareció en el último número del Journal of Neurophysiology, reveló además que el "enamoramiento" provoca reacciones neurológicas diferentes a las del deseo sexual.

Según los científicos, enamorarse es una "necesidad biológica diferente a la de la atracción sexual".

Su perfil mental, asegura el informe, se asemeja al del hambre, la sed o al de la necesidad de estupefacientes cuando los drogadictos intentan desintoxicarse.

Los cerebros de un grupo de estudiantes universitarios fueron analizados con la resonancia magnética mientras les eran enseñadas fotos de su enamorado o enamorada.

De esta manera, los científicos observaron la activación de un área llamada "nucleus caudate", por la cual circula una amplia cantidad de dopamina cuando las personas padecen deseos incontenibles, pasiones fuertes o esperan el otorgamiento de un premio, por ejemplo.

Por el contrario, el área "gris" activada por la atracción física se encuentra en la parte opuesta del cerebro.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios