Suscriptor digital

Belluscio, un sobreviviente

(0)
7 de junio de 2005  • 21:25

(DyN).- El juez Augusto Belluscio lleva 21 años como ministro del tribunal y es vicepresidente del cuerpo desde enero de 2004.

Fue propuesto como juez de la Corte el 13 de diciembre de 1983, en el tercer día del gobierno de Raúl Alfonsín. El ahora presidente del supremo tribunal, Enrique Petracchi y su vice son, justamente, los únicos ministros designados por aquel gobierno radical que se mantienen en funciones.

Especialista en Derecho Civil y, más específicamente en Derecho de Familia, Belluscio atravesó circunstancias particularmente complejas como juez de la Corte: su socia se suicidó mientras se encontraba con él en París, Francia; protagonizó una feroz pelea en los ´90 con el entonces superministro Domingo Cavallo y soportó la ira de los ahorristas porque votó en favor de la pesificación desde la primera hora.

La abogada Mirta Schwartzman tenía 40 años cuando en 1989 se mató en París lanzándose desde el cuarto piso de un edificio de la Rue des Innocents. La víctima cayó en ropa interior y la policía francesa sostuvo que se habría suicidado, atormentada por una supuesta doble vida que habría compartido con el padre de su hija y con Belluscio.

La entonces diputada jujeña Cristina Guzmán batalló para someter a Belluscio a juicio político y en medio del escándalo la esposa del juez inició el divorcio. El ministro terminó condenado por adulterio.

Cuando Menem indultó a ex represores, Belluscio se diferenció de la mayoría y votó, en minoría, por la inconstitucionalidad de la amnistía.

Y protagonizó una pelea pública con el entonces superministro Domingo Cavallo cuando, en el auge de la administración de Carlos Menem (1989-99), querelló al economista por calumnias e injurias luego de denunciar, junto a Petracchi, la desaparición de una sentencia que condenaba al Banco Central a pagar honorarios millonarios en un pleito.

"La sentencia la habrán robado ellos", dijo Cavallo al referirse a Petracchi y Belluscio.

Ambos denunciaron al ex ministro, que llegó a la instancia del juicio oral y, finalmente, pidió perdón a ambos jueces, de manera pública y ya fuera del gobierno de Menem.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?