Suscriptor digital

El caso Poblete fue el origen del fallo

El impulsor de la causa está conmovido
(0)
15 de junio de 2005  

LA PLATA.- Fernando Navarro Roa vio por última vez a su hermano, José Poblete, el 27 de noviembre de 1978. Un día después, el joven, discapacitado, fue secuestrado en el barrio porteño de Flores. Su mujer y su hija, de ocho meses, también fueron privadas de su libertad en Guernica. Los tres fueron trasladados al campo de detención El Olimpo en Floresta.

Para Fernando, el fallo de la Corte que permitirá condenar a los responsables de la desaparición forzada de su hermano José y su cuñada, Gertrudis Hlaczik, fue "un acto histórico". "Esto no es revancha. Es justicia" dijo.

El impulsor de la "causa Poblete" ayer se mostró conmovido. Los ojos acuosos, la mirada perdida en los acontecimientos que marcaron la historia de su familia, hace 27 años: "Acá termina una etapa de reclamo. Este fallo no resucitará antiguos antagonismos", pronosticó.

No obstante reconoció a LA NACION que los movimientos de derechos humanos "empezarán a juntar pruebas" para encarcelar a unos 1700 ex militares y policías. En 2000, junto al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Navarro Roa logró un veredicto condenatorio contra el ex teniente coronel Ceferino Landa, que se apropió de su sobrina, Claudia Poblete, durante su permanencia en cautiverio.

La joven de 27 años recuperó su identidad, pero los autores de su secuestro y el de sus padres, no podían ser condenados. Con la representación legal del CELS, Navarro Roa invocó lo irracional de esta situación. E impulsó la causa contra el ex oficial de la policía Federal, Julio Simón, conocido como el "Turco Julián" y su cómplice Juan del Cerro, alias "Colores", ante los tribunales federales.

En 2001, el juez Gabriel Cavallo resolvió la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final, que impedía juzgar al ex policía. Esta resolución fue confirmada por la Cámara de Apelaciones porteña. El fallo de la Corte permitirá condenar a Simón y Del Cerro. Y será un caso testigo.

Para Navarro Roa este fallo "no resucitará antiguos antagonismos". Según su opinión, la decisión de la Justicia es un homenaje a José Poblete, fundador del Centro de Liciados Peronistas que logró la primera ley por la cual el Estado y las empresas están obligadas a contratar a discapacitados entre un 5 por ciento de sus empleados.

El joven desaparecido había llegado al país proveniente de Chile en 1970, con objeto de rehabilitarse, tras la pérdida de las piernas durante un accidente automovilístico.

Del otro lado de la Cordillera dejó años de militancia en el centro de estudiantes de su colegio secundario y en las comunidades cristianas. En 1975, José se reencontró con su madre y hermanos, provenientes de Chile. El, por entonces, ya había fundado el Centro de Liciados Peronistas. Estaba en pareja con Gertrudis, una estudiante de psicología. Vivía en Guernica. Allí formó un hogar y tuvo una hija.

El 28 de noviembre de 1978 fue secuestrado en la plaza Miserere de Flores. La familia se reunió en el centro de detención El Olimpo que funcionaba en División Mantenimiento Automotores de la Policía Federal Argentina.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?