Popovich: "Manu es el jugador más competitivo que dirigí"

El entrenador de San Antonio Spurs elogió al bahiense: "Será siempre importante porque se siente cómodo como líder"; confesó que copió sistemas utilizados por Magnano en la selección y muestra interés por Scola y otros argentinos
Miguel Romano
(0)
19 de junio de 2005  

AURBURN HILL.- No sólo títulos de la NBA (1999 y 2003 con los Spurs) tiene el enérgico, exigente y carismático entrenador Gregg Popovich. También se graduó como oficial de la fuerza aérea norteamericana, es licenciado en psicología deportiva y un gran conocedor de vinos, además de dueño de una amplia bodega en su residencia. Esta casado (su esposa se llama Erin), con dos hijos (Micky y Hill), tiene ascendencia serbia, mantiene estrechos contactos con los entrenadores europeos y colaboró con Larry Brown (su rival en la final) en la dirección del Dream Team que ganó los Preolímpicos de 1999 y 2003, ambos en Puerto Rico, y luego fracasó en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Trabajó en los Spurs como asistente del mismo Larry Brown entre 1988 y 1992, luego cumplió la misma función junto a Don Nelson en Golden State, hasta que volvió a la franquicia texana en la cual asumió como coach principal en 1996, compartiendo el cargo con Bob Hill.

"A Manu lo conocí en Puerto Rico, en 1999; era flaquito, pero ya se notaba su actitud competitiva. ¿Ahora? Y, sigue flaco (risas), pero es más fuerte. Seguramente, Manu es el jugador más competitivo que dirigí en 30 años, porque, más allá de su talento, siempre tiene enormes ganas de ganar y un ímpetu especial que lo hace diferente a todos."

-¿Es Ginóbili tan importante como Duncan en el equipo?

-Manu será siempre importante porque se siente cómodo como líder y con el tiempo fue creciendo. Este año es cuando más habló y los compañeros lo respetan mucho.

-Según las estadísticas de la final, Manu es el jugador de mejor rendimiento en el equipo, sin embargo, juega menos minutos que Duncan, Parker y Bowen, ¿por qué?

-Porque Manu juega tan fuerte que no puede hacerlo 10 minutos seguidos, tengo que dosificarlo en lapsos de 6 o 7 minutos. Además, en esta serie sufrió algunas faltas tempranas que los obligaron a descansar más.

-¿Cómo fue Manu como rival en los Juegos Olímpicos?

-Fue un placer verlo jugar y me puse muy contento por él cuando ganó la medalla de oro, también por los técnicos argentinos y su gente.

-¿Copió algunos sistemas de juego del seleccionado de Magnano?

-¡Oh, seguro! Saqué varias jugadas, especialmente para ensayar luego con Manu. También adapté cosas de entrenadores europeos.

-¿Qué conoce de los vinos de nuestro país?

-Mire, cuando llegué a los Spurs, hace como 16 años, los dueños de aquella época me contaban que se iban a cazar y pescar a la Argentina, y yo le preguntaba: "¿A dónde... Argentina?" Bueno, después con la llegada de Ginóbili empecé a conocer del país, de la gente, pero también de los vinos. Yo ya sabía que había muy buenos vinos allí y en Chile. Bueno (risas), también conozco los de Australia y Nueva Zelanda.

-¿Piensa visitar nuestro país?

-Estos últimos tres años estuve ocupado con los torneos internacionales que jugó Estados Unidos, pero este verano tengo libre, así que es posible.

-Además del interés por traer a Scola, ¿existe algún otro argentino en su carpeta?

-A Luis lo tenemos muy presente y seguramente este verano vamos a hablar mucho con él para ver si llegamos a un acuerdo que favorezca a las dos partes. También hemos visto a otros argentinos, pero las cláusulas de sus contratos no son simples. Disculpen que no les dé los nombres, prefiero reservarlos.

-Respecto del quinto partido, ¿qué piensa hacer para que los bases no pierdan tantos balones?

(Risas, porque debe haber entendido que la pregunta llevaba elípticamente algún tono acusatorio al individualismo de Tony Parker.) -Para no perder el balón hay que moverlo rápido y tratar de evitar la presión. Es parte de nuestro trabajo correctivo.

-San Antonio necesita que aparezcan sus líderes.

-Obviamente Manu, Duncan y Parker son los que mejor deben jugar, pero también necesitamos una gran colaboración del banco. El largo tiempo de espera entre un partido y otro creo que puede ayudar para la motivación.

-¿Cree que el arbitraje dejó jugar muy agresivo a los Pistons?

-No tuvieron nada que ver en el resultado. No quiero tomarlos como excusa ni darles la posibilidad a mis jugadores de que piensen en eso.

La interrupción del jefe de prensa de los Spurs dejó muchos interrogantes sin develar, pero tratándose de una final y luego de dos derrotas dolorosas, suficiente fue la atención especial que tuvo el técnico de los Spurs con los enviados de los medios argentinos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?