Suscriptor digital

Emma Pérez Ferreira

(0)
30 de junio de 2005  

El fallecimiento

Falleció ayer en esta ciudad, a los ochenta años, la doctora Emma Pérez Ferreira, figura admirada de la ciencia local. Doctora en Física graduada en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, integró los primeros planteles científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

A lo largo de su carrera, apoyó el esfuerzo que condujo a la consolidación de la mítica Facultad de Ciencias de la UBA y gestó, junto con Hans Roederer y Horacio Ghielmetti, el acuerdo entre la CNEA, el Conicet y la UBA por el que se creó el Instituto de Radiación Cósmica (luego, IAFE).

Pérez Ferreira tuvo participación protagónica en la campaña por una tecnología nuclear independiente, que logró que se adoptara la línea de uranio natural para los reactores de potencia que se instalaron en el país. Como responsable del Acuerdo de Transferencia de Tecnología con Canadá, permitió al país acceder a conocimientos fundamentales para el desarrollo de la tecnología nuclear. También fue jefa del proyecto del acelerador de iones pesados Tándem Argentino (Tandar), que permitió a la Argentina colocarse en la vanguardia de la física nuclear experimental.

Fue miembro del Consejo para la Consolidación de la Democracia, creado por el presidente Alfonsín, y presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica. En 1990 organizó, desde la Asociación Ciencia Hoy, una red académica (Retina) anterior a las redes comerciales de Internet, y más recientemente participó de la implementación de redes académicas avanzadas. Constituyó un ejemplo por su gestión, despojada de histrionismos y generosa a la hora de compartir el mérito de los éxitos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?