Stephanie Gilmore, la princesa surfer

Tiene 17 años, es australiana, y destrozo a las domadoras de olas mas prestigiosas del mundo.
(0)
1 de julio de 2005  

En el borde. Siempre hubo una pequeña brecha entre el surf femenino y el masculino, pero Stephanie Gilmore, la australiana de 17 años, está cruzándola más rápido y más agresivamente que ninguna otra mujer en el mundo. Fue el afilado atletismo y su conocimiento del lugar lo que permitió a Gilmore ganar su primer campeonato internacional. Obtuvo una mención en la competencia Roxy Pro, en Snapper Rocks, en la Costa Dorada de Australia, y ganó terreno destronando a la campeona mundial Sofia Mulanovich y a la seis veces campeona Layne Beachley. “Simplemente hice surf con el corazón y derribé a todos mis ídolos”, dice Gilmore. “Fue increíble.”

Rompiendo las reglas. Aunque el surf estuvo tradicionalmente dividido entre los surfistas que vuelan alto y con estilo, y los arriesgados que montan olas gigantes, Gilmore quiere todo. Este año –después de terminar el colegio– planea un viaje a la costa del norte de Maui (Hawaii) para probar con esos monstruosos saltos que se ven en el renovado documental de surf Riding Giants (Stacy Peralta, 2004). “Se están corriendo los límites con tanta fuerza que es impresionante”, dice Gilmore. “Nunca estuve en olas realmente grandes todavía, pero quiero ver si puedo correr mis propios límites, probar si puedo montar olas grandes sin que los pantalones se me pongan marrones.”

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?