Suscriptor digital

Alquileres por las nubes

Su tramo más requerido va de Montevideo a Pueyrredón, donde todas las marcas quieren estar
(0)
25 de julio de 2005  

En el mercado inmobiliario se la conoce como una zona caliente, y la situación actual de la avenida Santa Fe responde categóricamente a tal denominación. Al menos en su tramo más solicitado -que va desde Montevideo hasta Pueyrredón- la tasa de ocupación comercial es del 98 por ciento.

El dato surge de un estudio realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Metropolitano (Cedem), que también identifica cuál es el rubro con mayor presencia en este sector: indumentaria femenina.

La seguridad de multiplicar las ventas y la ubicación estratégica son dos factores determinantes para la demanda que hoy puja por conseguir un espacio sobre la avenida y colocar su marquesina allí, a la vista de todos. Pero no sólo la oferta es muy poca, sino que los valores de alquiler están cada vez más altos.

"En 2002, con un mercado totalmente deprimido, se cerraron contratos de alquiler con un valor muy bajo en dólares -recuerda Antonio Ginevra, de la firma Aranalfe-. Por eso cuando llegó el momento de renegociar se produjo un desfase, y muchos de estos inquilinos no pudieron absorber los nuevos costos. Pese a todo, el recambio fue casi inmediato, tanto que había locales que no llegaban a desocuparse y ya estaban nuevamente alquilados".

El broker agrega: "En el último año y medio los valores se han recuperado en forma muy acelerada. Ahora están más estables, producto de una demanda selectiva que dejó de absorber esa tendencia alcista. En este momento, por un local de 4 metros por 20 de fondo, en Santa Fe y Montevideo, se piden 20.000 pesos".

Nuevas firmas

Según el estudio del Cedem, en los últimos meses no se produjeron cierres de locales, pero sí algunas aperturas. Una de las más importantes es OKKO, megatienda de decoración que inauguró su espacio a la altura del 1400, donde hasta 1955 funcionó el teatro Versalles.

"Luego del cierre del teatro, el lugar se transformó en La Scala, una casa de indumentaria femenina, y ahora vuelve a abrir sus puertas con un espacio totalmente renovado, sobre una superficie de 2000 m2 distribuida en diferentes niveles", detalla la memoria descriptiva, donde también se menciona que el contrato de alquiler se realizó por 10 años.

El local se refaccionó por completo, y el trabajo de restauración de la fachada tenía como objeto conservar la imagen del viejo teatro. En el interior de la propiedad se respetó el mismo estilo, por eso todo se exhibe con la pretensión de una puesta en escena.

Otra de las novedades tiene que ver con la construcción de un complejo comercial, justo en la esquina de Santa Fe y Montevideo, sobre un terreno de casi 400 m2. Se trata de la única obra nueva que se levanta en este tramo de la avenida, razón por la que se generó mucha expectativa en la zona.

"Son 4 locales en dos plantas de 150 y 160 m2, que estarán terminados aproximadamente en dos meses", cuenta el ingeniero Juan Enrique Rorger, a cargo de la obra.

El valor de alquiler de estos espacios no fue revelado, pero sobre la avenida los valores promedio varían entre 30 y 60 dólares por m2, según las características del inmueble, los metros de vidriera y la cuadra elegida. Los precios bajan a medida que los locales se acercan a la avenida Pueyrredón, aunque repuntan en las inmediaciones del Alto Palermo, en Santa Fe y Coronel Díaz, un fenómeno que se registra en los alrededores de todos los shoppings de la ciudad. "Los comerciantes aprovechan el público ancla de los centros comerciales, y cuanto más cerca del shopping mejor es la cotización que puede obtenerse", explica Hernán Siwacki, de Gama Propiedades.

Por su parte, Fernando Ledo, de Bullrich, coincide en que los locales están sobrevaluados, "pero la demanda es tan importante que los pocos espacios libres se alquilarán rápidamente".

Luego hace una observación: "Un rubro que cada vez pisa más fuerte es el gastronómico. Firmas como Havanna y Aroma abrieron varias sucursales en distintos tramos de la avenida, y la respuesta fue muy buena".

En expansión

Como consecuencia de este crecimiento, las calles perpendiculares a Santa Fe ganan protagonismo. "En Callao, a pocos metros de la avenida, teníamos un local en oferta, de 4 metros por 20 de fondo, en 15.000 pesos. Finalmente se alquiló a una casa de indumentaria masculina, que además tuvo que invertir en la refacción del espacio para adaptarlo al nuevo rubro, ya que antes funcionaba la sucursal de un banco", menciona Ledo.

El relevamiento del Cedem menciona que este fenómeno de crecimiento también se expande hacia otras zonas de la ciudad, como la avenida Cabildo, que con la apertura de tres nuevos locales en el último mes equiparó la tasa de ocupación que hoy registra Santa Fe.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?