Suscriptor digital

Bambalinas

Pablo Gorlero
(0)
31 de julio de 2005  

  • Remodelación. La semana pasada, Carlos Rottenberg cerró un acuerdo con un estudio de arquitectura para la refundación del teatro Liceo, el 11 de abril de 2006. Tuvo esa idea cuando se puso a hurgar en la historia de la sala y descubrió que sería la más antigua no sólo de la Argentina, sino de América latina: fue inaugurada en 1876. Es decir, cumplirá 130 años. La reinauguración será un regalo de cumpleaños a sí mismo, como lo hizo con el Multiteatro.
  • * * *

  • Deserción. Luciano Castro sólo estuvo en "Rita, la salvaje" durante la función de estreno. Al principio se decía que se reincorporaría al recuperarse de la neumonía que lo aquejaba. Lo cierto es que Castro nunca volvió y Pablo Grande sigue ocupando su lugar. Según versiones "oficiales", su médico le habría recomendado que descansara y no hiciera televisión y teatro al mismo tiempo.
  • * * *

  • Gira. Georgina Barbarossa y Anita Martínez pasan mucho rato juntas porque están ensayando la comedia brasileña "Locas de atar", de Heloisa Perisse e Ingrid Guimaraes, bajo las órdenes de Víctor García Peralta (abonado a la dramaturgia brasileña). La pieza lleva cuatro años en cartel en su país y se estrenará a fines de agosto en Córdoba. Planean continuar la gira, para estrenar en el verano en Mar del Plata.
  • * * *

  • Risas. Anteayer, Alejandro "Marley" Wiebbe fue a ver "Revista nacional", acompañado por dos amigos. No se sabe si alguien les hacía cosquillas o les causaba gracia la forma en que cantaba Miguel Angel Rodríguez, porque no podían contener la risa cuando el cómico entonaba alguna canción. Deben haber sido cosquillas porque después lo fueron a felicitar. No quisieron esperar a la última función de hoy, donde los actores prometieron bromas "en serio".
  • * * *

  • Turismo. La avenida Corrientes no sólo fue invadida por familias y chicos que iban a ver obras de teatro. Libretas en mano, personas de todas las edades se agolpaban en las puertas de los teatros esperando la salida de los famosos para obtener un autógrafo o sacarse una foto. Las muchedumbres se veían, sobre todo, en el Opera, el Multiteatro y el Lola Membrives.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?