Suscriptor digital

Gimnasia, a tiro del ascenso

Los salteños derrotaron a Talleres, de Córdoba, por 1 a 0 en la primera final por la segunda plaza para primera división.
(0)
13 de julio de 1997  

SALTA.- Gimnasia y Tiro, de esta ciudad, sacó la mínima ventaja al derrotar a Talleres, de Córdoba, por 1 a 0 en la primera final por el segundo ascenso a la primera división. El partido fue muy malo y volverán a verse las caras el sábado próximo, en Córdoba. Ese día, se definirá el equipo que se adjudicará el octogonal de la Primera B Nacional.

La mínima diferencia

Gimnasia tenía un mejor control de la pelota y poco a poco se fue acercando al arco cordobés. No era agresivo pero sí molestaba cerca del área. A los 24 minutos, Luis Rueda realizó una buena jugada. Se llevó por delante a los marcadores Galarza y García y tocó para Cervera, quien de zurda clavó el balón en el ángulo superior izquierdo de Burela.

Ese gol vulneró el cerrojo defensivo de Talleres, que hasta ese momento no había cometido fallas. El equipo de Humberto Zuccarelli quiso tomar la iniciativa del encuentro, pero los salteños no le regalaron nada: ni los espacios ni la pelota, y así, todo intento cordobés quedó en la síntesis de un tiro de media distancia de su capitán: Diego Garay.

Nada para destacar

Los dos se preocuparon por cuidar más sus fichas que por atacar las del tablero contrario. En consecuencia, el partido fue malo. Talleres quiso tomar el control pero nunca lo pudo conseguir. Hasta le faltó empuje para inquietar más a su rival. Un cabezazo aislado de Yanzón que se fue lejos del travesaño fue la jugada más clara de la visita. Muy poco.

En cambio sí hubo una infracción que merecía la expulsión de Mario Jiménez sobre Fernando Clementz. A los 30, el defensor de Gimnasia pisó al volante de Talleres, en una acción que Elizondo la consideró "sin intención".

Las mismas caras

La segunda etapa no mostró cambios en cuanto al desarrollo del partido. Sí, se produjo un adelantamiento de Talleres, por motivos obvios, aunque su ataque se transformaron en un traslado sin profundidad. Y eso, con el correr de los minutos, benefició a Gimnasia y Tiro.

Ricardo Rezza hizo ingresar a Saldaño por Ibáñez para tener más velocidad en los contraataques y poder definir el partido. Y Rueda tuvo el segundo gol para los locales a los doce minutos pero su remate se desvió en Galarza cuando estaba en posición de gol.

El fútbol seguía ausente en esta ciudad. Nadie se animaba a construir algo diferente y, de esta manera, salir de la monotonía que envolvió todo el partido. Los cambios no modificaron un encuentro que a falta de fútbol aportó patadas fuertes.

Elizondo no expulsó

El juez, Horacio Elizondo, volvió a fallar cuando no le mostró la tarjeta roja a Zelaya después que el delantero de Talleres le cometió una fuerte infracción al arquero Alvarez en la puerta del área.Todo fue fricción y sucesión de faltas de uno y otro lado.

Los dos seguían sumergidos en el sub mundo del mal desempeño. Sin embargo, a los 25 minutos Talleres tuvo su única y última oportunidad cuando Oste cabeceó un centro de Cristian García y la pelota se fue por arriba del travesaño.

La definición

Gimnasia y Tiro y Talleres se volverán a encontrar en Córdoba, el próximo sábado, desde las 19.10, y allí definirán el segundo equipo que acompañará a Argentinos Juniors a la primera división.

En caso de empate de puntos y diferencia de gol, no habrá un tercer partido. Se jugarán treinta minutos de alargue y de persistir la igualdad, se ejecutarán disparos desde el punto del penal.

El resultado justo hubiera sido el empate en cero. Ninguno de los dos hizo los méritos como para llevarse la victoria. La única diferencia entre los salteños y cordobeses estuvo en el gol de Cervera. Este gol, si el próximo match concluye empatado, definirá el ascenso del equipo de Ricardo Rezza a la primera división. Casi todo.

Ganó San Miguel

San Miguel se impuso por 2 a 1 a El Porvenir en el primer encuentro por las semifinales del torneo reducido de Primera B, que determinará el segundo ascenso al Nacional B.

El desquite se jugará el sábado próximo en un estadio neutral.

El Porvenir deberá ganar por una diferencia de dos goles si quiere alcanzar la final, ya que San Miguel logró una mejor ubicación en el torneo.

El Porvenir 1 v. San Miguel 2

Jugado en Talleres Arbitro: Rafael Furchi (bien)

El Porvenir: Amaya (6); Singman (5; 9 m.ST, Marquez, 6), Delfino (capitán, 4), Lago (5) y Héctor González (6); Valentini (5; 45mST, Mencia), Almirón (5), Placereano (5) y Melillo (6); Campos (6) y Walter Jiménez (4; 33m ST, Mauriño). Suplentes: Dubra y Fernández. Director técnico: Ricardo Calabria.

San Miguel: Hugo Giménez (6); Adrián González (5), Berardi (6), Taberna (capitán, 5) y Bustos (5); Filoza (7; 35m ST, Palma Parodi), Rodas (5; 39m ST, Gómez), Aciari (6) y Orescovich (4; 10m ST, Artaza, 5); Cameroni (5) y Peralta (4). Suplentes: Parada y Guerra. Director técnico: Oscar Blanco.

Primer Tiempo: 44 minutos, Aciari (SM).

Segundo Tiempo: 2 minutos, Héctor González (EP) y a los 8 minutos, Lago (EP), en contra de su arco.

Recaudación: $ 3600.

* * *

El mal estado del campo de juego de Talleres no alentaba esperanzas de observar un buen partido. Y así resultó. Un poco por el barro y otro tanto por incapacidad.

Lo cierto es que ni El Porvenir ni San Miguel demostraron algo positivo.

El primer tiempo resultó decididamente malo, sin jugadas de riesgo, con un solitario cabezazo de Campos, que rozó el travesaño; después fue todo lucha en el medio campo.

Lo único rescatable fue el gol de Aciari, a los 44 minutos, que abrió esperanzas en San MIguel.

Poca suerte

En la etapa final, El Porvenir se soltó. Atacó con decisión y alcanzó el empate. Luego, en una desafortunada acción de Lago, que pretendió un rechazo, lo puso a San Miguel en ventaja.

El Porvenir acorraló a su rival pero le faltó claridad; también ideas, para darles forma de riesgo a sus ataques.

Eso sí: hubiese merecido la igualdad por su amor propio, por su empuje hasta el último minuto.

Tristán Suárez estuvo más cerca del triunfo

En cancha de Banfield, Dock Sud -que hizo de local- igualó sin abrir el marcador ante Tristán Suárez, en el primero de los partidos correspondientes a una de las semifinales del torneo reducido de Primera B. El sábado próximo se disputará el segundo y decisivo encuentro, y de registrarse otra igualdad Tristán Suárez se clasificará finalista por mejor ubicación en la tabla general.

Cuando Tristán Suarez encontró la medida en la mitad del campo para superar a los volantes adversarios se adueñó del desarrollo del juego. Lo que comenzó a gestar en la primera etapa lo pudo ejecutar en la segunda, aunque no consiguió desnivelar el resultado más allá de los méritos que hizo para quedarse con el triunfo.

Al bajar unos metros Llanos, para juntarse con Gaitán, complicaron la marca de Sablich y el predominio del equipo de Oscar Martínez pasó a tener mejor respuesta en la ofensiva con las incisivas cargas de Gnoffo y, en especial, con los tiros libres ejecutados por este delantero. Pero no pudo llegar al gol por la destacada labor del arquero Donelli, que conjuró todas las situaciones bien generadas por los de Tristán Suárez.

Dock Sud respetó demasiado a su rival, por lo que especuló con el desmedido agrupamiento de sus volantes junto a los defensores, muy cerca de su área por lo que la del adversario le quedó muy lejos. Con Orellana, muy solitario adelante, nunca pudo prosperar en contraataque como intentó hacerlo y terminó conformándose con la igualdad.

El planteo más compacto y las mejores individualidades que presentó Tristán Suárez le abren mejores perspectivas para el match definitorio.

Dock Sud 0 v. Tristán Suárez 0

Jugado en Banfield (donde Dock Sud actuó como local).

Arbitro: Marcelo López (bien).

Dock Sud: Donelli (8); Oyola (capitán, 5), Caldiero (5), Yriarte (6) y Volpe (5); Orellano (6), Sablich (5), Godoy (5) y Siciliano (5; 30 minutos del segundo tiempo, Candedo); Orellana (6) y Duarte (4; 30 minutos del segundo período, Leandro Martínez). Suplentes: vera, Leandro López e Isusi. Director técnico: Osvaldo Cortés.

Tristán Suárez: Festián (6); Alessandrello (6), Portanova (5), Aldirico (capitán, 6) y Carrasco (5); Acosta (6), Corsi (5), Gaitán (6) y Llanos (6); Salto (5; 21 minutos de la segunda etapa, Colángelo) y Gnoffo (6). Suplentes: Otamendi, Cisneros, Maidana y Figueroa. Director técnico: Oscar Martínez.

Segundo tiempo: A los 37m, fue expulsado Oyola (DS) por doble amonestación.

Recaudación: $ 6100.

Primera D: ya está el otro finalista

Comunicaciones venció a Puerto Nuevo por 2 a 0 y se clasificó finalista del Hexagonal de Primera D, que determinará el segundo ascenso a Primera C, junto con Claypole.

El primer partido final entre Sacachispas y Comunicaciones, previsto para el sábado próximo, a las 15.30, se jugará en el estadio del primero debido a que Comunicaciones logró una mejor ubicación en las posiciones del campeonato.

Comunicaciones 2 v. Puerto Nuevo 0

Jugado en All Boys.

Arbitro: Alejandro Toia (bien).

Comunicaciones: Friedl (5); Acosta (5), Peralta (capitán, 5), Astudillo (5) y Dedovich (5);Krugel (4), Carballo (5; 44 minutos del segundo tiempo, De La Rosa), Alarcón (7) y Gay (4; 17 minutos de la segunda etapa. Leroy); Picoy (4; 33 minutos del segundo período, Martínez) y Balzame (3). Suplentes:Pereyra y Domínguez. Director técnico:Carmelo Villalba.

Puerto Nuevo: Menon (3); Gamarra (5; 13 minutos del segundo tiempo, Pasquet, 4), Pérez (4; 13 minutos del segundo período, Guglielmo,4), Rotundo (4) y Colarussa (5);Miño (capitán, 5), Rivas Karlik (4), Cabezas (5) y Cerrutti (4);Agotegaray (4; segundo tiempo, Castronovo)y Segovia (4). Suplentes:Acosta y Guevara. Director técnico: Esteban Mazzeo.

Primer tiempo: 7 y 43 m, Alarcón (C). A los 13 m, Miño (PN) desvió un tiro penal.

Recaudación:$ 1483

* * *

En un encuentro tedioso, de escasa técnica y carente de emotividad, Comunicaciones, con muy poco, logró el objetivo de jugar una nueva final de la categoría.

El gol tempranero, convertido por Alarcón, en complicidad con el arquero Menon, hizo presagiar que el equipo local ejercería el control del encuentro. Pero no sucedió.

A partir de allí, el desarrollo del cotejo cayó en un pozo, del que sólo emergió con el golazo de Alarcón.

En la segunda etapa, Puerto Nuevo salió decidido a buscar el cotejo con más fervor que ideas. Su juego se basó en la labor del volante Miño, quien a pesar de no encontrarse en un buen estado físico demostró condiciones.

Se llego al final con el festejo de los simpatizantes de Comunicaciones.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?