Suscriptor digital

Proyecto de estímulo a la biotecnología

Ayer se envió al Poder Legislativo
(0)
19 de agosto de 2005  

Durante un brevísimo acto en el Salón Sur de la Casa de Gobierno, se anunció ayer que fue girada al Poder Legislativo el proyecto de ley de promoción del desarrollo y la producción de la biotecnología moderna. Se trata de un instrumento que intenta estimular con beneficios fiscales tanto la investigación y el desarrollo de productos, servicios o procesos biotecnológicos, como su patentamiento.

El acto contó con la presencia del presidente Néstor Kirchner, y el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología Daniel Filmus, entre otros, pero fue el ministro Roberto Lavagna el encargado de dar a conocer los principales lineamientos del proyecto, que contempla beneficios fiscales esencialmente destinados a la adquisición de bienes y equipos, y a la promoción del empleo calificado.

"Una de las características distintivas de esta ley es que la promoción no será por sector, sino por proyecto; es decir, que tendrá impacto en todos los sectores de la economía", destacó Lavagna. Los proyectos serán evaluados por una comisión consultiva integrada por seis representantes ad honórem del sector público y seis del sector privado.

Otra dato importante es que, dado que la mayor parte de las investigaciones se realizan en universidades y otras instituciones del sector académico, abre la posibilidad de que científicos del sector público soliciten licencia para trabajar en proyectos privados.

El proyecto contempla la posibilidad de amortizar aceleradamente el impuesto a las ganancias y la devolución anticipada del IVA por los bienes de capital, equipos especiales, partes o elementos componentes de bienes nuevos adquiridos con destino a los proyectos; permite imputar certificados de crédito fiscal a ejercicios posteriores hasta un plazo máximo de 5 años; acreditará el monto del IVA correspondiente a la adquisición de estos bienes contra otros impuestos a cargo de la AFIP o lo devolverá; esos bienes se excluirán de la base de imposición del impuesto a la ganancia mínima presunta.

Además, permitirá convertir en un bono de crédito fiscal el 50% del monto de las contribuciones a la seguridad social de las personas incluidas en el proyecto y de los gastos destinados a contrataciones de servicios de investigación y desarrollo en universidades nacionales y centros dependientes del Conicet. Estos bonos no serán considerados en la base imponible del impuesto a las ganancias y podrán ser utilizados por los beneficiarios para cancelar impuestos nacionales y para cancelar deudas anteriores a la aprobación de la ley.

"La Argentina tiene un importante potencial -dijo Lavagna-: tiene 60 empresas biotecnológicas, 16.000.000 de hectáreas sembradas con organismos genéticamente modificados y es productora de hormona de crecimiento humano. Esta ley convoca al sector privado a trabajar con el sector público."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?